Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SECUESTRO CON FINAL FELIZ

Liberan en Toledo a un joven chino secuestrado en Madrid, por el que se pedían 300.000 euros

Detuvieron a 13 personas, entre ellos el cabecilla relacionado con otro rapto a un menor chino en el mes de octubre

Agentes de la Policía Nacional liberaron en la localidad toledana de Illescas a un ciudadano chino, de 18 años, secuestrado en la madrugada del pasado 4 de enero frente a la tienda que regentaban sus padres en Vallecas (Madrid), y por el que sus cpatores pedían un rescate de 300.000 euros. La operación se ha saldado, además con la detención de 13 personas implicadas en la causa, según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, quien detalló que entre los detenidos se encuentra el principal ejecutor y el ideólogo del rapto, al que se le relaciona con el secuestro de un menor chino ocurrido el pasado octubre.

En la madrugada del 4 de enero, una ciudadana de nacionalidad china denunció en la Comisaría del distrito madrileño de Usera la desaparición de su único hijo. El joven había salido a cenar esa noche y sobre las 23.00 horas la familia recibió dos llamadas telefónicas de un compatriota que, desde el propio teléfono de su hijo, exigía un rescate de 300.000 euros por su liberación. En ese momento, se activó el protocolo nacional de secuestros, dando conocimiento respectivamente a la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, al Grupo V de Extranjería y Fronteras -especializado en mafias chinas-, y la Sección de Secuestros y Extorsiones de la UDEV Central.

Con el apoyo de negociadores y por la investigación conjunta de las tres unidades, los investigadores averiguaron que el adolescente no había quedado con ninguno de sus amigos, sino con una presunta chica a la que había conocido por Internet. Su rastro se pierde en el barrio de Usera sobre las 20.00 horas del 3 de enero.

Tras seguir la pista a los captores, los agentes entablaron una negociación entre los secuestradores y la familia. La cantidad exigida por los delincuentes excedía con mucho de las capacidades económicas de los padres. Fueron estas conversaciones las que propiciaron que los agentes identificaran a los dos principales organizadores, de los que, sospechaban, podrían tener relación directa con la familia del joven. De este modo, se averiguó que uno de los captores había alquilado recientemente una vivienda en Illescas. Este inmueble levantó las sospechas, puesto que permanecía con las persianas bajadas.

En el marco de un operativo de vigilancia, los agentes observaron cómo del piso salían tres individuos, portando uno de ellos un ordenador portátil, junto con el sospechoso. Todos subían a una furgoneta grande de color oscuro y con los cristales tintados dirigiéndose hacia Madrid. Se reunieron en un bar de la calle Marcelo Usera con el otro identificado, considerado por los investigadores como el ideólogo. El coordinador de las investigaciones ordenó entonces la detención de todos ellos. Mientras, otro dispositivo liberó al secuestrado, que se encontraba en el piso de Illescas.

Detenciones

De este modo, se detuvo a un total de 13 personas, entre ellos la persona a la que tenían que efectuar la entrega del rescate, quien había facilitado los teléfonos móviles para hablar con la familia, así como el supuesto cabecilla y ejecutor u planeador del secuestro. Todos ellos fueron trasladados a dependencias de la Comisaría general de Policía Judicial.

Con todos los datos obtenidos, los agentes establecieron una conexión entre los autores del presente secuestro con otro ocurrido a principios de octubre de 2008. En esa ocasión se apoderaron de un niño de corta edad, también de origen chino, que fue liberado con éxito por la Policía Nacional y se detuvo a parte de la banda de secuestradores, mientras que al menos dos de ellos se habían dado a la fuga. 

Prioridad en Madrid 

Sobre este tipo de mafias habló el ministro del Interior Alfredo pérez Rubalcaba, quien, tras la firma del acuerdo de los Tramos de Concentración de Accidentes, afirmó que ha pedido a la Policía Nacional que sitúa la delincuencia organizada en Madrid como una prioridad. "En los últimos días hemos tenido dos sucesos o tres que nos obligan a incluir entre nuestras prioridades la lucha contra el crimen organizado en la ciudad y en la región. por eso, hemos procedido hacer a través de la oportuna instrucción al secretario de Estado, que dirige a la Policía, y no tardaremos mucho en ver los correspondientes resultados", señaló el titular del Interior.

En este sentido, recordó que la plantilla de la Policía en la Comunidad de Madrid "han aumentado, han aumentado y aumentado hace muy poco en casi 1.800 policías más guardias civiles" y añadió: "hemos hecho un esfuerzo enorme en los últimos 4 años y medio para recuperar los policías que habían disminuido en los primeros años de esta década".


Etiquetas