Despliega el menú
Sociedad

TELEFONÍA

Las quejas por suscripciones indeseadas a SMS de pago se triplican este año

Cuando el usuario inserta su número de movil en un formulario de registro para, por ejemplo, participar en un concurso, no se le informa de que está suscribiéndose a un boletín de pago, por el que recibirá unos 30 mensajes por semana, con un coste de entre 0,15 y 1,50 euros por mensaje.

Las reclamaciones de usuarios de móvil por haber sido dados de alta en servicios de SMS Premium se han triplicado en lo que va de año, según datos facilitados por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

Este tipo de servicios consisten en mensajes de texto por los que el usuario paga una tarifa superior a la normal, y recibe en su móvil una canción, un logo, un juego, la participación en un concurso o información comercial, según ha explicado esta organización de consumidores en un comunicado.

En total, la FUCI ha contabilizado 6.134 reclamaciones desde enero por este tipo de servicios, que pueden costarle al usuario más de cien euros, que se suman a su factura de teléfono.

La mecánica de estos timos consiste en que, cuando el usuario inserta su número de móvil en un formulario de registro de una página web para descargarse archivos o participar en un concurso, no se le informa apropiadamente de que está suscribiéndose también a un boletín de pago por el que va a recibir unos 30 mensajes por semana, a un coste variable entre 0,15 y 1,50 euros cada uno.

Así, el usuario no suele darse cuenta de lo que ha sucedido hasta que recibe su factura, ha explicado la FUCI, cuyo presidente, Gustavo Samayoa, cree que el principal obstáculo para atajar el problema es que muchos piensan que estos mensajes son publicidad y los borran sin más.

Para Samayoa, estos mensajes "no son otra cosa que spam en el móvil, realizado por empresas que hacen del engaño un oficio ante la pasividad de las operadoras telefónicas que se desentienden del problema asegurando que ellas no tienen nada que ver, a pesar de actuar de intermediarias al cobrar por los mensajes recibidos".

La FUCI ha recomendado no facilitar nunca el teléfono móvil a través de Internet y, en caso de querer participar en algo que lo requiera, leer siempre la letra pequeña y las condiciones de la promoción, así como imprimirla para reclamar legalmente llegado el caso.

Si lo que desea es dejar de recibir los mensajes, la FUCI ha aconsejado llamar cuanto antes a su compañía de teléfono y enviar un mensaje de texto con la palabra 'BAJA' al número del que proceden las alertas.

Etiquetas