Despliega el menú
Sociedad

Seguridad

Las habitaciones del pánico crecen con la crisis

Una mayor protección o el lujo de poseer algo especial son algunos de los motivos para su instalación. Suelen ser inquilinos de casas aisladas y perfil económico alto.

Plano de una habitación del pánico
Las habitaciones del pánico crecen con la crisis
IPB SYSTEMS

No es una película es la vida real. Por muy cinematográfico que suene el término 'habitación del pánico', la realidad señala que este tipo de instalaciones están creciendo desde que comenzara la actual crisis económica.

Kim Dotcom, el propietario de Megaupload, fue encontrado por la policía en su habitación del pánico, mientras registraban su mansión. Aunque la mayoría de las personas no la usan para huir de los cuerpos de seguridad, sino de los criminales.

"La tasa de robos con fuerza en viviendas se ha incrementado en los últimos años, según datos del Ministerio del Interior sobre la evolución de la criminalidad en España, y esto ha llevado a que cada vez sean más los ciudadanos que quieren incrementar sus medidas de seguridad y recurren a sistemas que puedan protegerles en caso de asalto. La prioridad de estos sistemas es proteger a las personas que están en la casa dejando en un segundo plano evitar un posible robo", señala Javier Molina, director general de IPB Systems, una de las empresas que presta este tipo de servicios en España.

Este sistema de seguridad llega procedente de Estados Unidos, donde lleva funcionando durante décadas recogiendo el testigo de los refugios nucleares. A nuestro país llegó hace unos 5 años, aunque con anterioridad ya había arquitectos que trabajaban con proyectos similares. Molina señala que, aparte del aumento de la criminalidad, el boca a boca es otro de los factores que han hecho crecer la demanda.

Una habitación blindada

Como refleja la película protagonizada por Jodie Foster, la habitación del pánico es un espacio blindado y oculto en una casa, con una línea de teléfono individual y monitores para ver lo que ocurre en el resto de la vivienda a través de un circuito de cámaras de seguridad.

Sin embargo, ahora se está trabajando con otro método de seguridad. Javier Molina señala que "la habitación mostrada en la famosa película tiene un problema fundamental: obliga a los propietarios de la casa a estar alerta ante una emergencia para correr a refugiarse en su ‘panic room’. Ahora apostamos por asegurar los dormitorios, creando un "entorno seguro" donde los habitantes puedan descansar con toda la tranquilidad".

Por ello, se trabaja en cualquier habitación de la casa, se blindan, por ejemplo, los dormitorios que se convertirían en un "núcleo seguro", mientras que la habitación del pánico sería un segundo nivel de seguridad.

Por seguridad y por lujo

Javier Molina señala que el perfil de quienes instalan habitaciones del pánico en sus domicilios se corresponde con el de una familia con hijos que viven en una casa aislada o un chalé adosado. Su nivel económico se correspondería con el nivel de la casa, es decir, alto.

Los motivos que les lleva a contratar estos servicios son o bien la seguridad o el lujo de tener algo especial en sus domicilios. Este método de seguridad puede costar entre 25.000 y 30.000 euros, aunque el precio medio por obra suele ser de 50.000 euros. Esto depende de varios factores: seguridad, estética y uso. "No es lo mismo un cristal blindado grueso, que delgado", señala Molina. Por ello, las hay con un precio más elevado. Por ejemplo las de las estrellas de Hollywood cuestan un millón de euros.

Aumento de ventas también en Aragón

Desde la empresa IPB Systems señalan que también se han instalado habitaciones del pánico en Aragón y hay preventas para este mismo año. Este aumento de ventas ha hecho que se cree una delegación permanente en la comunidad.

Molina comenta como ejemplo del auge en Aragón que hace unos meses se instaló una habitación con uno de los ventanales blindados más grandes que han puesto.

Etiquetas