Despliega el menú
Sociedad

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

POR TODO LO ALTO

Las fiestas retro mandan

La Casa del Loco se convertirá en un plató televisivo, la Oasis viaja hasta los años 20 y en la López tocan los Starkytch Dj'sTres peñas preparan cotillones en Huesca y se habilitará una gran carpa en Teruel.

Las fiestas retro mandan
Las fiestas retro mandan

Apenas quedan cuatro días para terminar el año. Tras las uvas y el cava de las campanadas, muchos aragoneses se lanzarán a la calle en busca de sitios donde celebrar la entrada del año nuevo. Hay opciones para todos los gustos, desde los clásicos cotillones con barra libre a carpas en la calle, pasando por cenas de lujo en hoteles más o menos estrellados.

Una de las fiestas más espectaculares se prepara en La Casa del Loco, en Zaragoza. La sala prepara la noche Leyends&Idols, con la que transformará sus paredes en un plató de televisión. "Habrá alfombra roja, paparazzis fotografiando a los recién llegados, bailarines, gogós y acróbatas. Tenemos preparadas más de una sorpresa, pero no se pueden contar todas. Llevamos varios días ensayando algunos de los números" señala Lola Moreno, directora de la sala.

También se celebrará un sorteo y, ojo, porque entre otras cosas la rifa incluye una Wii. Apenas quedan unas pocas entradas de las 700 que se pusieron a la venta, que cuestan 55 euros e incluyen, además de la barra libre hasta las 7.00 y la recena, un kit de fiesta que sustituye al clásico de cotillón. "En anteriores Nocheviejas terminaban siempre por el suelo, así que hemos decidido poner en su lugar un kit de fiesta", indica Moreno. Uno de los presentes será una peluca de colores, aunque los responsables de la Casa del Loco aún barajan qué incluir en este paquete de bienvenida. Los que se queden con ganas de más tendrán la posibilidad de volver a la sala el 5 de enero, ya que con el tique de Nochevieja además de poder entrar gratis tendrán derecho a una consumición y a otro sorteo.

Quienes prefieran un cotillón más económico tienen la López, donde aún quedan entradas. Las estrellas de la noche serán los Starkytch Dj's, unos pinchadiscos que inundarán la sala con sus irreverencias. Acompañados de una 'drag queen' y dos actrices, pondrán música de los años 70 y 80 y recordarán momentos como el de Carmen Sevilla dando las campanadas en TVE y míticas actuaciones de España en Eurovisión. El estilo de música que sonará no será homogéneo, ya que los Starkytch Dj's pueden pasar de un tema de los Ramones a otro de Raffaella Carrá sin inmutarse. Tras esta actuación será el turno del Dj Iván Ramos.

La entrada da derecho a dos consumiciones. "Además, tenemos una sorpresa preparada, la gente saldrá de aquí vestido como un señor López", indica Óscar Redondo, dueño de la discoteca, que prefiere no entrar en detalles.

Otras dos salas zaragozanas preparan un viaje en el tiempo. La primera es la Oasis, que se trasladará al Chicago de los años 20. Al entrar, los chicos recibirán un gorro de gángster de la época y las chicas una diadema con una pluma encima. Lo que no viajará en el tiempo será la música, ya que Dj Santi B y Dj Kike pincharán el dance habitual de la sala. También actuará la cantante Raquel Tell.

La entrada cuesta 40 euros en anticipada, 50 euros en taquilla, y todavía queda papel. La barra libre durará hasta las 5.00 y, a partir de esa hora, la discoteca abrirá para el público general, cobrando la entrada habitual de los fines de semana. Los que guarden el tique del cotillón podrán volver gratis a la sala el 5 de enero y disfrutar de una consumición.

El Café Hispano también retrocederá en el tiempo, aunque solo hasta los 60. "Tendremos cotillón party ye-ye con la música en directo de Los Brandys, una banda tributo a The Beatles", indica José Estella, responsable de la sala. La fiesta comenzará a la 1.00 y acabará a las 9.00 y la entrada, que incluye una consumición, cuesta 11 euros en anticipada y 13 en taquilla.

Una opción más tranquila, familiar pero costosa es pasar la noche del 31 en un hotel. La oferta de estas empresas tiene como característica común una cena de gala y música para todas las edades. El Boston propone un menú a base de marisco y pescado salvaje, así como las uvas de la suerte, barra libre, recena y la música en directo de la orquesta del hotel, que tocará hasta las 6.00. Todo por 245 euros. "Es un precio alto, pero acorde teniendo en cuenta todo lo que ofertamos. El 80% de los que vinieron en 2009 son reincidentes, vinieron años anteriores", indica Juan Álvarez, director del hotel.

Donde ya no queda sitio para el 31 es en el Hesperia, que con su menú de 115 euros ha completado aforo. Pero son muchos los hoteles que ofertan algo especial para esa noche, por ejemplo, el Palafox ofrece un exquisito menú, con una magnífica selección de caldos, jazz en vivo durante la cena y disco móvil para la fiesta posterior, recena y barra libre por 150 euros.

Huesca y Teruel

El Ayuntamiento no pondrá carpa en Huesca, por lo que tres peñas preparan sus respectivos cotillones. La peña Parrilla, al igual que el año pasado celebrará, su Nochevieja en la plaza de toros oscense. Las puertas del coso estarán abiertas entre las 00.30 y las 7.00 y la entrada, que incluye barra libre, recena y servicio de guardarropa, cuesta 30 euros para los socios y 40 para los no socios.

La peña Alegría Laurentina también prepara su tradicional cotillón en el salón Jai-Alai (Padre Huesca, 65). La fiesta llegará con la disco móvil Tío Jorge y la entrada, que tiene un precio de 25 euros para los socios y 32 euros para los no socios, da derecho a 4 consumiciones de alcohol y barra libre de cerveza y refrescos.

La tercera peña que organizará cotillón es la 10 D'Agosto. Este club tuvo problemas en la organización de la Nochevieja pasada. Un altercado en el servicio de guardarropa tuvo como consecuencia 75 denuncias por robo y el club se vio obligado a pagar 6.900 euros en indemnizaciones. Este año la peña traslada la fiesta al Palacio de Congresos de Huesca y sus responsables tienen previsto reforzar la seguridad. La entrada cuesta 30 euros para los socios y 40 euros para los no socios e incluye barra libre, recena y un sorteo.

En Teruel, se habilitará una carpa de 500 metros cuadrados en La Glorieta y la entrada es libre. El Ayuntamiento se la adjudicó a Jesús Julián Clemente, propietario del bar Happyness. Según el hostelero, la carpa tendrá capacidad para unas mil personas y se pondrán a los platos los turolenses Dj Nacho, Dj Topo y Dj Jano. Los combinados de alcohol costarán entre 4 y 5 euros y la cerveza y los refrescos 1,50 euros.

Etiquetas