Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

AHORRAR EN EL MÓVIL

Las compañías de móvil 'baratas', más baratas

Estas empresas no tienen infraestructura, apenas se publicitan y no regalan móviles, a cambio ofrecen llamadas a 0,03 euros el minuto.

Su cuota de mercado es bastante ridícula si las comparamos con las grandes compañías como Movistar, Orange o Vodafone. Sin embargo, las operadoras móviles virtuales (OMV), también conocidas como compañías ‘baratas’, cada día se lo ponen más difícil a sus hermanas mayores, ofreciendo tarifas que no son fáciles de igualar.

El último contraataque ha sido el de Simyo y Pepephone. La primera ofrece llamadas a 3 céntimos el minuto, para ello hay que pagar una tarifa fija al mes de 6,95 euros que incluye 500 MB de navegación a través del móvil. Por su parte, Pepephone, en un claro gesto de «pues yo más», ofrece llamadas a 2,9 céntimos con una cuota mensual de 6,9 euros y 501 MB de internet móvil. Por supuesto, el coste del establecimiento de llamada se mantiene en 0,15 euros (Pepephone) y 0,18 (Simyo).

Mientras que las grandes compañías centran sus ofertas en tarifas planas con cientos de minutos en los que se paga una cuota fija hables lo que hables, siempre que no superes los minutos marcados, en las OMV el usuario paga por lo que habla.

Además, las atractivas tarifas de las compañías ‘baratas’ se aplican a cualquier hora del día y a cualquier operador, mientras que los gigantes de las telecomunicaciones ofrecen horarios reducidos con tarifas más altas que sus pequeñas competidoras y fuera de esos horarios el precio de la llamada sube hasta los 18 céntimos por minuto.

Haciendo números, se puede calcular que una llamada de 5 minutos cuesta unos 0,3 euros, por lo que habría que hacer unas 120 llamadas de 5 minutos al mes para llegar a los 42 minutos que cuesta, por ejemplo, la tarifa Delfin de Orange que permite hablar 300 minutos a móviles y 300 a fijos.

Las tarifas de las OMV son las más indicadas para aquellos usuarios que no realizan un gran volumen de llamadas, porque no les atan a un consumo mínimo al que sí le obligan las tarifas planas.

Una de las principales razones por las que estas suculentas ofertas no acaban de triunfar es que estas compañías no subvencionan los teléfonos. Mientras que Orange, Vodafones y Movistar llegan a ofrecer el iPhone 4 por cero euros, para poder usar el teléfono de Apple en una OMV habría que comprarlo libre por 600. Sin embargo, esta subvención por parte de las grandes compañías acarrea unas tarifas bastante altas y el compromiso de permanencia que en ocasiones alcanza los 18 meses, por lo que echando cuentas es posible que a la larga esta subvención salga cara.

Etiquetas