Despliega el menú
Sociedad

AGUA

La zona de captación del trasvase del Segre está en un área protegida por la Generalitat

La Generalitat consideró esta zona de especial conservación por tratarse de un área típica de montaña donde se encuentran especies animales y vegetales que proteger. El Gobierno catalán la propuso para la Red Natura 2000, aunque todavía está pendiente su aprobación definitiva por la UE.

El punto de captación de agua del río Segre para un posible trasvase al área metropolitana de Barcelona se encuentra en la zona denominada El Molí de Prat, en el término municipal de Isóvol (Lérida), y está incluido en la Red Natura 2000 propuesta por la Generalitat a la Unión Europea.

La zona donde se proyecta la captación de agua para el trasvase se encuentra, además, entre dos zonas PEIN y forma parte del espacio de Les Riberes de l'Alt Segre, que la Generalitat incluyó en su propuesta para la Red Natura 2000 en el 2006, que envió a la Unión Europea y que todavía está pendiente de su aprobación definitiva, según publica el diario leridano "La Mañana".

Les Riberes de l'Alt Segre es una franja de terreno que sigue el curso fluvial con 217 hectáreas entre Martinet y Soriguerola, atravesando los municipios de Isóvol y Prats i Sansor, donde aparecieron unas 40 estacas que alertaron sobre un posible estudio para el trasvase del Segre.

La Generalitat consideró esta zona de especial conservación por tratarse de un área típica de montaña donde se encuentran especies animales y vegetales que proteger.

En el proyecto aprobado por la Generalitat en el 2006 y presentado ante la UE destacan especies de esta zona como la madrilla (pez que vive en tramos altos de los ríos con aguas limpias), el murciélago de bosque, el murciélago de cueva o la nutria, entre otras.

El diario leridano recoge la opinión del portavoz de Naturalista de Girona, Enric Cortiñas, que señala que esta parte del Segre "tiene la particularidad de conservar singularidades faunísticas en tierras catalanas" ya que el buen estado de conservación de las riberas del río y la calidad de sus aguas "permite el desarrollo de una fauna rica y diversa".

Según Cortiñas, en caso de producirse el trasvase sería "nefasto" para la biodiversidad de la zona, precisamente lo que la Red Natura 200 quiere evitar.

En este sentido se ha pronunciado el director de Depana en Cataluña, Manel Cunill, quien ha destacado que el trasvase en la cabecera de esta zona "en ningún caso sería admisible desde el punto de vista ambiental".

Etiquetas