Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SORTEO DE NAVIDAD

Menos boletos, igual ilusión

Solo las administraciones más conocidas aguantan el tirón. A pesar de todo, los aragoneses son los cuartos que más juegan en Navidad.

Los zaragozanos han esperado hasta el final para comprar un décimo y las filas son habituales estos días.
Menos boletos, igual ilusión
MARCO

La suerte es de quien la busca y, a veces, de quien puede pagar el billete de ida hacia la fortuna. Y la crisis no lo pone fácil. La mayoría de las administraciones de lotería consultadas por HERALDO estiman que sus ventas caerán esta Navidad entre un 15% y un 30% y solo algunas de las más conocidas aseguran que terminarán la campaña con las mismas cifras que en 2009.

Muchas empresas han cerrado y ya no compran lotería. Sus trabajadores, en paro, tal vez se hagan con un décimo por si es cierto aquello de que la desgracia llama a la suerte, pero no invertirán mucho más. Además, la hostelería pierde clientes y vende menos, sobre todo participaciones con recargo. El balance, al final, no es optimista. "Creemos que se venderá un 15% menos que en 2009 en el mejor de los casos", aseguran desde la administración 69, en La Romareda.

En El Gato Negro (San José), insisten en que la crisis se nota. "Lo notamos en ventanilla, pero sobre todo en las participaciones con recargo. Muchos nos las están devolviendo", aseguran. En La Herradura (Isaac Peral), coinciden con los anteriores. "Hay empresas que han cerrado y ya no compran. Además, las participaciones con recargo se han vendido muy mal", reconocen. Columna Rafales es la dueña de este negocio y la presidenta de la asociación de administraciones de loterías de Zaragoza y reitera que se prevé un bajón. "Se estima que será una bajada de entre el 15% y el 30%, dependerá de cada sitio. Y no es exclusiva de Aragón, aunque no hay datos definitivos", asegura.

Diferente es el caso de otras administraciones, que resultan ser las más conocidas y donde estos días hay colas. En la del Rosario, por ejemplo, son optimistas. "Hubo un parón en octubre, pero estos últimos días están funcionando muy bien. Incluso, la venta del décimo en ventanilla ha tenido un repunte. Estimamos que el resultado final estará entre un 1% por encima o por debajo que en 2009", dice su propietario, Alejandro Aznar.

En la número 4, que ha vendido los dos últimos gordos que han caído en Zaragoza, Dolores Gil Ballabriga afirma que la crisis afecta, pero "no más que el año pasado". "La venta es similar. Nosotros no vendemos lotería, vendemos ilusión", señala Gil Ballabriga.

Más de 85 euros por persona

Pese a todo, con crisis o no, los aragoneses siguen siendo de los que más juegan en Navidad. Con 85,78 euros por habitante, según un estudio que analiza el gasto en todo el país, se sitúan en el cuarto lugar de España solo superados por los riojanos (101 euros), castellanoleoneses (97,7 euros) y asturianos (91,7euros).

Aunque las ventas parecen no acompañar, aún se pueden encontrar casos como el de Sergio Arbués, que estas fiestas gastará unos 200 euros. Otros, como María Luisa Leuza, no llevarán nada: "Tengo 95 años y he jugado toda la vida, pero este año no voy a poder. La pensión no da más de sí".

Y sobre los números, todo son gustos. El 5 y el 7 son de los preferidos de siempre, pero hay tendencias. Este estudio apunta a que las mujeres prefieren que sus décimos acaben en número par (sobre todo 2, 4 y 0), mientras ellos apuestan más por el 5, el 7 y el 9.

Otros casos vienen dados por las circunstancias. El 11.710 -la fecha en que España ganó el Mundial (once de julio de 2010)- está agotado desde hace meses y otros se resisten a cambiar lo que funciona: el 15.640 ha sido el Gordo en dos ocasiones, en 1956 y en 1979. Además, los décimos que terminan en 13 son los más demandados por los españoles, pero nunca han tocado.

Etiquetas