Despliega el menú
Sociedad

SANIDAD

La vacuna contra el papiloma y las citologías periódicas reducen un 94% el riesgo de cáncer de cérvix

La administración de la vacuna contra el virus del papiloma humano y la realización de citologías periódicas según indique el ginecólogo reduce hasta un 94% el riesgo de padecer un cáncer de cuello de útero, según afirmaron expertos en la materia. En España mueren dos mujeres cada día por esta enfermedad y más de medio millón presentan lesiones precancerosas.

Con motivo de la semana europea de prevención del cáncer de cuello de útero, que se celebra del 24 al 30 de enero, los promotores en España señalaron que se puede reducir en un 94% las posibilidades de sufrir esta enfermedad si se recibe la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) y se acude periódicamente a la consulta del ginecólogo para someterse a una citología.

Cada año mueren 740 mujeres en España a causa de esta enfermedad, a una media de dos por día, mientras que más de medio millón presentan lesiones precancerosas que pueden derivar en cáncer si no se detectan a tiempo. El presidente de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia, el doctor Juan Carlos Martínez, señaló que estas cifras "sitúan al cáncer de cuello de útero como el segundo más prevalente entre las mujeres, sólo por detrás del de mama".

El doctor advirtió de que, como prevención, "el preservativo ya no es suficiente. Además de las relaciones sexuales precoces y la promiscuidad, se ha visto que factores como el tabaquismo o la inmunosupresión están relacionados con un mayor riesgo de desarrollar este cáncer". Por este motivo, "es importante que la vacuna contra el VPH se conviertan en herramientas preventivas de primer orden y las citologías en su complemento como prevención secundaria", aseguró.

Sin embargo, el especialista aclaró que las citologías por sí solas "no son una herramienta fiable de diagnóstico (ofrecen un 30% de falsos negativos), son sólo un método de selección para determinar qué mujeres tienen más probabilidades de desarrollar un cáncer".

Citologías, armas de doble filo

Por su parte, la doctora María Castro, del Servicio de Ginecología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) apuntó que "las citologías tienen muchas limitaciones, pero siguen siendo un método útil, barato e inocuo para la detección precoz de las lesiones". Las citologías son además un "arma de doble filo" para las pacientes, que pueden irse con una sensación de "falsa seguridad" o de "tremenda ansiedad" dependiendo de los resultados de la prueba, explicó.

"De las 500.000 lesiones precancerosas detectadas cada año en España a partir de una citología (cuyos resultados se confirman siempre mediante colposcopia y la biopsia), sólo 2.100 terminan en cáncer", dijo la doctora Castro. A este respecto, la vacuna contra el VPH, que en España se administra desde 2007 a niñas de entre 14 y 15 años, supondría "una seguridad extrema para las mujeres que reduciría los costes al sistema sanitario y ansiedad a las pacientes, puesto que su uso ha demostrado reducir un 26% el número de colposcopias y casi un 70% el de biopsias", concluyó.

Etiquetas