Despliega el menú
Sociedad

INVESTIGACIÓN

La pubertad comienza en el cerebro

Un neurotransmisor denominado neuroquinina en el cerebro es responsable del inicio de la pubertad, ya que hace que se liberen en forma de cascada una serie de hormonas, que desencadenan el desarrollo hasta la madurez sexual, informan científicos turcos y británicos.

La investigación, encabezada por Kemal Topaloglu de la Universidad Cukurova en la ciudad turca Adana y publicada en la revista científica 'Nature Genetics' en su versión online, podría contribuir a desarrollar medicamentos para el tratamiento de problemas de infertilidad o de tipos de cáncer favorecidos por factores hormonales, como el de próstata o mama.

Una de las señales más importantes del inicio de la pubertad es la segregación de hormonas sexuales por parte de la hipófisis.

Estas hormonas actúan sobre los testículos u ovarios y estimulan su crecimiento y maduración. Así, en la mujer se pone en marcha el ciclo menstrual, mientras que en el hombre se desencadena la formación de esperma y testosterona.

Los especialistas ya sabían que esta primera segregación de hormonas sexuales era producida por un grupo de neuronas especiales, pero hasta ahora no se sabía cómo eran reguladas.

Topaloglu y colegas dieron con el desencadenante de la pubertad a partir de análisis hechos a cuatro familias turcas, en las que los niños crecían pero no presentaban signos de pubertad.

Análisis genéticos mostraron que en ellos, o bien es defectuoso el gen que codifica para el neurotransmisor neuroquinina B, o el gen que codifica para el receptor de esta sustancia.

La neuroquinina B es formada ante todo por la neuronas del hipotálamo, cerca de las neuronas que inician la segregación de las hormonas sexuales de la hipófisis, indicaron los científicos. Por lo tanto, este neurotransmisor es uno de los reguladores centrales del inicio de la madurez sexual.

Etiquetas