Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

LOS NARCOTRAFICANTES BUSCAN NUEVOS ESCONDITES

La Policía interviene 318 kilos de cocaína ocultos en maderas y muebles rústicos

La Policía Nacional intervino este lunes en el puerto de Valencia un contenedor con muebles rústicos y maderas que contenían 318 kilos de cocaína camuflados. En total, eran 292 los tablones de madera en los que, camuflada en agujeros, se ocultaba la cocaína prensada. El envío procedía de Paraguay e iba a ser trasladado hasta Gandía (Valencia), donde fueron detenidos tres ciudadanos paraguayos.

El pasado 8 de agosto la Policía tuvo conocimiento de la llegada de un contenedor con maderas y muebles procedente de una empresa con domicilio social en Asunción (Paraguay), que había salido de Montevideo con destino a otra empresa situada en Gandía, por lo que los agentes solicitaron a la Autoridad Judicial la inmovilización del mismo y la inspección de su contenido.

Fue así como descubrieron que, además de muebles rústicos, había 292 maderas de 140 centímetros de largo por 14 centímetros de ancho y 4 centímetros de grosor, en las que, ocultos en cuatro agujeros, se encontraban los 318 kilos de droga prensada.

La Policía detuvo a las tres personas que acudieron al lugar para hacerse cargo del contenedor, al tiempo que los agentes intervinieron dos vehículos, 1.250 euros, 472.000 guaraníes y tres teléfonos móviles, aunque la operación aún continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Investigación

La investigación comenzó en octubre de 2007, cuando los agentes supieron de la existencia de una organización compuesta por ciudadanos colombianos, paraguayos y españoles que realizaban envíos de cocaína desde Paraguay, utilizando envíos de contenedores con madera y muebles rústicos.

Para ello, los máximos responsables de la red, que eran los encargados de recibir la droga en España, viajaban previamente a Paraguay para ultimar los detalles del transporte, de forma que daban apariencia de legalidad a la actividad de exportación de muebles rústicos destinados a la venta en España.

Así, permanecían en el país hasta que el resto de miembros de la banda recibían la droga, que al parecer era trasladada desde Colombia hasta Paraguay antes de llegar a nuestro país.

Finalmente, el pasado mes de junio los agentes se percataron de uno de los viajes a Paraguay del principal responsable de la organización, por lo que intensificaron los controles a la espera de la recepción de un nuevo envío de muebles rústicos para interceptarlo.

La operación se llevó a cabo por agentes del GRECO-Levante y la Brigada Central de Estupefacientes, pertenecientes a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) Central, en colaboración con el Grupo IV de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia y el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Gandia.

Etiquetas