Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

La Policía alerta de los daños que causan a la salud los productos falsos

Hace un llamamiento al riesgo que se corre de adquirir artículos en mal estado, como perfumes, gafas de sol, licores o tabaco.

Las fiestas navideñas y la llegada de los Reyes Magos suponen un aumento de las compras. La Policía Nacional advirtió ayer a los consumidores de los graves daños que suponen el adquirir productos falsificados, como perfumes, bolsos o marroquinería. Es cierto que se venden con facilidad y son más baratos que los originales, pero su uso puede dañar la salud. Además, al comprar estas imitaciones se perjudica a una empresa, en especial a su activo más valioso: la marca. Según los agentes, los artículos falsificados más comunes en estas fechas son Smartphones, banderillas de torero, ropa, perfumes, joyas o relojes.

Después de realizar más de 1.300 informes periciales a lo largo de 2010 sobre productos falsos, los expertos contra la piratería industrial de la Policía han determinado que, aunque actualmente cualquier articulo es susceptible de ser falsificado, predominan los móviles de última generación, ropa y calzado, relojes, perfumes y artículos tan novedosos o peculiares como las piezas para maquinaria industrial y transportes o las banderillas de torero. Productos que pueden encontrarse en diversos lugares, desde mercadillos hasta internet.

La venta de productos piratas o de imitación repercute además en el precio final de los artículos auténticos elaborados por firmas comerciales que trabajan dentro de la legalidad. En consecuencia, el mercado negro ocasiona, según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, un encarecimiento del original.

Explotación laboral

A través de su canal en Youtube, los agentes insistieron en que tampoco hay que olvidar que, junto al delito contra la propiedad intelectual, durante el proceso de producción, distribución y venta de los productos falsificados pueden estar cometiéndose otros como el blanqueo, la explotación laboral, el fomento de la inmigración ilegal o el tráfico de estupefacientes.

No obstante, la Policía puso el énfasis en que no solo es el precio lo que disminuye. Su calidad también sufre un gran menoscabo, al llegar a suponer un serio peligro para la salud de los usuarios.

En concreto, los perfumes de imitación pueden dar lugar a alergias en la piel, las gafas de sol réplicas de marcas prestigiosas poseen lentes que pueden dañar nuestros ojos o las copias de componentes electrónicos o informáticos pueden alterar el normal funcionamiento de otros equipos o maquinaria. Además, el consumo de licores adulterados, el tabaco de imitación o los medicamentos falsos elaborados sin ningún tipo de control sanitario pueden ocasionar graves enfermedades e incluso poner en peligro la vida.

Para evitar caer en la trampa los agentes aconsejan comprobar siempre que en el artículo figuren las siglas 'CE', señal de que efectivamente cumple todas las exigencias y requisitos establecidos por las normas europeas.

La sección de Documentoscopia de la Comisaría General de Policía Científica ha llegado a estas conclusiones tras realizar análisis comparativos entre falsificaciones y originales de cientos de productos incautados. El instrumental utilizado en estos análisis consiste en el empleo de microscopio de comparación, la lámpara de Wood, VSC 500, fotografía y scanner.

Etiquetas