Despliega el menú
Sociedad

ALTAS TEMPERATURAS

La ola de calor se cobra su primera víctima mortal en Jaén

El hombre jienense de 46 años que se encontraba trabajando al aire libre ingresó por un golpe de calor en el hospital de la provincia andaluza y falleció el miércoles. Al trabajar con 40 grados de temperatura y con placas solares, su temperatura corporal pudo ascender a los 45 grados.

Un hombre de 46 años se ha convertido en la primera víctima mortal del año por un golpe de calor en España. El hombre se encontraba trabajando al aire libre en Úbeda (Jaén), a primera hora de la tarde la pasada semana, cuando las temperaturas en la provincia superaron los 40 grados.

Tal y como han explicado desde la Delegación provincial de Salud de la Junta de Andalucía, el fallecimiento se produjo el miércoles aunque no ha trascendido hasta hoy.

El hombre, de 46 años y cuya identidad no ha sido facilitada, se encontraba trabajando en el mantenimiento de placas solares en la pedanía de El Donadío, en el municipio jienense de Úbeda, en torno a las 16 horas de la tarde, cuando empezó a encontrarse mal y sufrió un desvanecimiento.

Sus compañeros le llevaron inmediatamente al servicio de urgencias del hospital comarcal, donde quedó ingresado, y falleció dos horas después. Aunque se sospechaba que la muerte podía deberse a un golpe de calor, ha habido que esperar la confirmación de la encuesta epidemiológica realizada por el Laboratorio de Salud Pública.

Ese día, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se había activado en la provincia de Jaén y en Granada la alerta naranja por calor, ante la previsión de que las temperaturas pudieran llegar a los 40 grados. Además, la situación se agravó al estar la víctima trabajando con placas solares, que pueden irradiar varios grados más, por lo que el fallecido estaba expuesto a más de 45 grados.

La Aemet activó para este martes la alerta naranja por altas temperaturas en media Andalucía, en las provincias de Sevilla, Huelva, Córdoba y Granada, donde se prevé que los termómetros alcancen e incluso superen los 40 grados.

Para evitar un golpe de calor, especialmente entre la población de riesgo, como menores o ancianos, la Junta de Andalucía recomienda hidratarse frecuentemente, comer ligero y evitar la exposición prolongada al sol, especialmente al mediodía.

Etiquetas