Despliega el menú
Sociedad

PEDERASTIA

La niña de siete años fallecida en Murcia sufrió malos tratos y abusos sexuales

La autopsia de una niña de siete años fallecida en el municipio murciano de Fortuna el miércoles ha determinado que la pequeña murió de un 'shock' séptico y que en su cuerpo hay rastros de maltrato y abusos sexuales. Los principales sospechosos de estos abusos son su madre y su padrastro, que fueron detenidos el jueves. El juez acordó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para ambos.

Tras el crimen, los Servicios Sociales, junto con el Ayuntamiento de Murcia, estudian el destino de los dos hermanos de la fallecida, de 10 y cuatro años. La Policía de Fortuna comunicó al puesto de la Guardia Civil el hallazgo, en el interior de un domicilio de la localidad, del cadáver de una niña quien habría muerto mientras dormía en su habitación.

Como consecuencia de las investigaciones abiertas y del registro practicado en la casa de la fallecida, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención de su madre, latinoamericana, y su padrastro, por su presunta vinculación en los hechos. En concreto, al hombre se le considera autor de los malos tratos, mientras que ella es la supuesta encubridora de los hechos. Los investigadores no descartan que la mujer fuera consciente de la violencia que sufría su hija.

Desde un principio, el estado del cuerpo de la menor apuntaba a un posible caso de malos tratos y de abusos sexuales, unas sospechas que finalmente fueron confirmadas por el forense, que ayer señaló que la autopsia revela que estos abusos fueron cometidos.

Según una información del diario murciano 'La Verdad', el detenido tenía un historial por consumo de drogas y abusos. La fallecida y el niño de diez años eran hermanos del mismo padre.

Etiquetas