Sociedad
Suscríbete

EXPLORACIÓN ESPACIAL

La NASA trata de contactar con el rover Spirit

Tras el invierno marciano, en el que el vehículo cortó toda comunicación con la Tierra, la agencia norteamericana trata de restablecer la comunicación.

Imagen del Spirit.
La NASA trata de contactar con Spirit
NASA

Los controladores de misión de la NASA no han tenido noticias del rover Spirit desde el 22 de marzo y el vehículo se enfrenta a su reto más difícil: tratar de sobrevivir al invierno marciano.

El equipo del rover anticipó su entrada en un estado de bajo consumo de energía, denominado, "hibernación", ya que no fue capaz de llegar a una pendiente favorable para su cuarto invierno marciano, que se extiende desde mayo a noviembre.

El ángulo bajo de la luz solar durante esos meses limita la energía generada por los paneles solares. Durante la hibernación , el rover suspende las comunicaciones y otras actividades, por lo que la energía disponible se puede utilizar para recargar las baterías y el calor, y para mantener el reloj de la misión en marcha.

El 26 de julio, encargados de la misión comenzaron a utilizar una técnica de paginación denominada "de barrido y sonido" en un esfuerzo para comunicarse con el Spirit, informa la NASA.

"En lugar de escuchar, envíamos comandos al robot para esperar una respuesta con un pitido de comunicaciones ", dijo John Callas, director del proyecto Spirit y Opportunity en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. "Si el vehículo está despierto y nos escucha, nos enviará a ese sonido".

Basándose en los modelos del clima de Marte y su efecto sobre la potencia disponible, encargados de la misión creen que si responde, lo más probable será que lo haga en los próximos meses. Sin embargo, existe una posibilidad de que nunca puede llamar a casa.

"Será el milagro de Marte si nuestra querido rover llama a casa ", dijo Doug McCuistion , director del Programa de Exploración de Marte en Washington. "Nunca se enfrentaron a este tipo de condición grave antes, este es un territorio desconocido".

Frío extremo

Dado que la mayoría de los calentadores del rover no han sido alimentados durante el invierno, el Spirit es probable que experimente las temperaturas internas más frías, de 55 grados celsius bajo cero. Durante los tres inviernos marcianos anteriores, Spirit comunicó una o dos veces a la semana con la Tierra y utilizó sus calentadores para mantenerse caliente mientras estaba estacionado en una pendiente hacia el sol para pasar el invierno. Como resultado, los calentadores fueron capaces de mantener la temperatura interna por encima de -40 grados.

Spirit está diseñado para despertar de su hibernación y comunicarse con la Tierra cuando su carga de la batería sea adecuada. Pero si las pilas han perdido demasiada potencia, su reloj puede dejar de funcionar y perder la noción del tiempo.

La fecha más temprana en la que el rover podría generar energía suficiente para enviar una señal a la Tierra se había calculado en alrededor de 23 de julio. Sin embargo, los administradores calculan que las baterías no se cargarán adecuadamente hasta finales de septiembre o mediados de octubre. Puede ser incluso más tarde si el rover sufre fallso en el reloj. Si se despierta, encargados de la misión harán un chequeo completo de los instrumentos del rover y la electrónica.

Con base en anteriores inviernos marcianos, el equipo del rover anticipa el aumento de turbidez en el cielo sobre el Spirit compensará la luz del día durante los próximos dos meses. La cantidad de energía solar disponible se incrementará hasta el solsticio de verano austral de Marte en marzo de 2011. Si no le hemos oído hablar antes de marzo próximo, es poco probable que algún día lleguemos a saber de él.

Etiquetas