Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

La ingesta de grasas eleva el riesgo de depresión

Un centro académico navarro confirma que, a pesar de que ningún voluntario sufría depresión al iniciar el estudio, al finalizarlo ya se habían detectado 657 casos.

Investigadores de las universidades de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria han demostrado que la ingesta de grasas 'trans' y grasas saturadas aumenta el riesgo de sufrir depresión y que el aceite de oliva, en cambio, protege frente a esta dolencia. Así lo comprobaron tras estudiar durante seis años a 12.059 voluntarios integrantes del proyecto SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), de quienes se analizó la dieta, estilo de vida y las enfermedades que sufrían al comienzo, en el transcurso y al final del proyecto.

De este modo, según informó ayer el centro académico navarro en un comunicado, se ha confirmado que, a pesar de que ningún voluntario sufría depresión al iniciar el estudio, al finalizarlo ya se habían detectado 657 casos. De todos ellos, los participantes con un elevado consumo de grasas tipo 'trans' -presentes de forma artificial en la bollería industrial y la comida rápida, y de forma natural en algunos productos lácteos enteros- «presentaron un incremento del riesgo de depresión de hasta un 48% cuando se les comparó con los participantes que no las consumían».

Etiquetas