Sociedad
Suscríbete por 1€

IGLESIA

La Iglesia cree que marcar su X en el IRPF es una "obligación moral" de los católicos

Los obispos creen que marcar la X a favor de la Iglesia en la declaración de la renta de 2007 es una "obligación moral" de los católicos. El obispo de Ciudad Real, Antonio Algora Hernando, responsable del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia, compartió la tesis de Carlos Amigo, cardenal arzobispo de Sevilla, quien utilizó estas palabras para instar a los cristianos a donar el 0,7% del IRPF a la institución eclesiástica.

Monseñor Algora interpretó, en última instancia, esta manifestación de Amigo como que los "cristianos viven en comunión" y, por tanto, deben "compartir sus bienes" con los más desfavorecidos. Así, recordó que entre el 40 y el 50% de los proyectos de las parroquias se destinan a ayudas al exterior, como cooperación internacional, y a los más pobres en España.

Algora eludió responder a las campañas críticas de algunos sectores contra la asignación a la Iglesia del 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes. "La gente tiene derecho a hacer lo que cree conveniente, y en una democracia todavía más. Los que seamos responsables ahora o en el futuro de las tareas para el sostenimiento de la Iglesia no van a ver en nuestros spots ni en nuestra publicidad ninguna agresión contra nadie", enfatizó. Ante esas voces críticas, el obispo se limitó a lanzar una frase que él mismo calificó de 'comercial': "Compre, compare y si no le gusta le devolvemos el dinero. Que comparen las campañas que estamos haciendo", zanjó.

Antonio Algora compareció junto a Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), para presentar la segunda fase del Plan de Comunicación de la CEE bajo el lema 'X tantos', centrado esta vez en la campaña de la declaración de la renta 2008, que tiene el objetivo puesto en "incrementar el número de contribuyentes que marquen la X a favor de la Iglesia". Desde este lunes, 5 de mayo, y durante cinco semanas se repetirán los spots publicitarios en televisión y las inserciones publicitarias en prensa, radio e internet. Además, en una fase previa se ha informado a los contribuyentes de cómo modificar los borradores para marcar la X a favor de la Iglesia.

'El año de la verdad'

Giménez Barriocanal, el 'gerente' de la Iglesia, subrayó que "este año es el de la verdad de la financiación de la Iglesia", toda vez que se trata de la primera campaña de la renta en la que se pone en marcha el acuerdo alcanzado con el Gobierno en diciembre de 2006 que establecía un nuevo sistema de asignación tributaria. En el nuevo sistema se elimina la dotación presupuestaria por parte del Estado, se suprime la exención del IVA y se incrementa el coeficiente de la renta del 0,52% al 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes que decidan, voluntariamente, asignar a la Iglesia Católica dicho porcentaje.

Según recordó Giménez Barriocanal, los ingresos obtenidos a través de la declaración de la renta suponen entre el 20 y el 25% de las necesidades de la Iglesia, ya que el resto lo recibe de las aportaciones voluntarias de los católicos. El nuevo modelo de asignación tributaria es, pues, aún más fundamental para el sostenimiento de la Iglesia, toda vez que por primera vez no se detraerá una cantidad fija de los Presupuestos Generales del Estado para la institución eclesiástica y, "si nadie marca la casilla, la Iglesia recibiría cero pesetas". Los datos provisionales de la última campaña la renta de 2006 indican que casi seis millones de contribuyentes, del total de 18 millones, marcaron la casilla de la Iglesia, lo que supuso un 33,6%.

En estos datos no están incluidos los declarantes de las Haciendas forales, donde aproximadamente medio millón marcaron también la X de la Iglesia. En la campaña de la renta 2006 se registraron 226.000 declarantes más que en 2005 a favor de la Iglesia. Barriocanal insistió que la asignación del 0,7% a la Iglesia es compatible con la de un mismo porcentaje a otros fines de interés social. "No hay contraposición", recordó, no sin puntualizar que si estos porcentajes no se asignan se los quedará el Estado.

Otras colaboraciones

El 'gerente' del Episcopado sostuvo que la Iglesia mantiene una "magnífica relación" con la Agencia Tributaria, si bien dijo que la institución eclesial aspira a un sistema "en el que se pueda mejorar la forma en que los contribuyentes expresen su voluntad" de dedicar el 0,7% a la Iglesia. Y es que, dijo, la modificación del borrador es todavía "liosa, es un procedimiento complejo". Sobre si el Estado puede decidir en un futuro crear nuevas casillas para otras asignaciones de carácter ecológico o destinadas a otras confesiones religiosas, Barriocanal mantuvo que el Episcopado "no se pronuncia" ante estas eventualidades.

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE no pasó por alto que muchos millones de personas no hacen la declaración de la renta porque no cumplen los requisitos. Ante este hecho, recordó que se puede colaborar con la Iglesia materialmente, "sacando la billetera y echando en el cepillo", o bien efectuando a algunos de sus organismos una serie de ingresos mensuales "que después se pueden desgravar".

Durante la anterior campaña de la renta de 2006 la Iglesia recibió 144 millones de euros, último año en que fue efectivo el anterior acuerdo entre la Iglesia y el Gobierno español. Barriocanal aseveró desconocer los datos definitivos de ingresos, que a su juicio superarían los 160 millones de euros, pero en todo caso la Iglesia percibió el máximo negociado con el Estado.

Etiquetas