Despliega el menú
Sociedad

La Iglesia anglicana recomienda abandonar el cáliz para frenar la gripe A

La Iglesia anglicana recomendó este jueves suspender el uso del cáliz durante el rito de la comunión para limitar la propagación de la gripe A en Gran Bretaña, que con 31 muertos es el país europeo más afectado por la enfermedad. El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, jefe espiritual de la Iglesia anglicana, y su segundo, el arzobispo de York John Sentamu, recomiendan en una carta dirigida a todos los prelados que prescindan del uso del cáliz durante la comunión.

Según la tradición de obediencia inglesa, el pastor ofrece a los fieles, además de la hostia consagrada, un sorbo de vino del mismo cáliz. Este pasa así de boca en boca durante la misa. El ministro de Sanidad "nos aconsejó recientemente que, en caso de pandemia, es juicioso tomar precauciones para limitar la propagación de la enfermedad, como no compartir el mismo recipiente para la comida o la bebida", escriben los obispos en la carta publicada en la página internet de la Iglesia anglicana.

"Siguiendo este consejo, recomendamos a los que ofrecen la comunión que suspendan el uso del cáliz durante la ola de pandemia de gripe", agregan.

A los pastores que quieran, a pesar de todo, seguir dando vino a sus feligreses, los arzobispos les aconsejan que mojen la hostia consagrada en el caldo antes de dársela a los fieles. En ese caso, es preferible que antes se laven las manos con alcohol. Con el mismo fin, otro obispo británico del este de Inglaterra había aconsejado a las iglesias de su diócesis que dejaran de poner agua bendita en las pilas mientras durase la pandemia del virus H1N1.

Etiquetas