Despliega el menú
Sociedad

GASTRONOMÍA

La gran cocina española apoya a Adriá como candidato al Príncipe de Asturias

Más de 150 chefs de primera fila, reunidos estos días en la capital riojana, cierran filas en torno al dueño de El Bulli como aspirante idóneo al prestigioso galardón.

Más de 150 cocineros participan en la reunión bienal más importante de los profesionales de la cocina española, la Asamblea Euro-Toques 2008 España, que se celebra en Logroño hasta mañana. Son profesionales de la talla de Pedro Subijana, Juan Mari y Elena Arzak, Karlos Arguiñano, Andoni Luis Aduriz, Carme Ruscalleda, Francis Paniego, Alberto Chicote o Mario Sandoval, que ofrecerán su apoyo a la candidatura de Ferrán Adrià al premio Príncipe de Asturias. La presenta la asociación de restaurantes Fomento de la Cocina Asturiana, formada por una docena de establecimientos cuyos cocineros pertenecen a Euro-Toques.

El palacio de Congresos de Logroño acoge desde ayer el grueso de la asamblea de chefs, en la que los cocineros compartirán las preocupaciones del sector, centradas en la cualificación necesaria para ejercer la profesión, así como la posible creación de un Colegio Profesional, entre otros asuntos.

En esta edición se entregará el I Premio Compromiso Euro-Toques, que reconoce a personas o instituciones que destaquen "por su defensa de la cultura gastronómica y del medio ambiente" y cuya actitud signifique "un ejemplo para la profesión del cocinero y para la sociedad". Euro-Toques es una organización internacional que integra a más de 3.500 cocineros de 18 países. La fundaron en 1986 Pierre Romeyer, Paul Bocuse, Juan Mari Arzak y Pedro Subijana.

Respecto a Ferrán Adriá, su popularidad se pone de manifiesto a través de Internet. Según la Lista WIP (Web Important People), que sitúa a Fernando Alonso en el primer puesto de los españoles más buscados, el sector gastronómico español adelanta posiciones de forma vertiginosa con Ferrán Adriá como el tercer cocinero del mundo más visitado.

Pero mientras crece el renombre de determinados cocineros, la venta de libros de cocina está cayendo. Los libros de cocina para el gran público han llegado a causar hartazgo, aunque los libros de profesionales y la bibliofilia gastronómica gocen de una excelente salud.

El siglo XXI comenzó con una pujante edición de títulos de cocina que alcanzó su máximo en 2004, acorde con el interés del público hacia un sector en consolidación continua.

En el año 2000, fueron 508 los títulos de "arte culinario", como cataloga el ministerio de Cultura los de cocina, que pidieron el ISBN -el número de identidad de un libro-. La cifra creció imparable hasta: 533 en 2001, 759 en 2.002, 907 en 2003 y 945 en 2004, lo que supone editar o reeditar cada semana más de 18 títulos.

Demasiado para el mercado. Mucho antes de que lo entendieran los de la vivienda, las editoriales empezaron a preparar un aterrizaje suave. Así, el número de ediciones no cesa de disminuir. La "Panorámica" del libro español que publica la oficina del ISBN muestra cómo en 2005 baja a 853 y a 815 en 2006. Las cifras del 2007, que el ministerio publicará pronto, son aún menores: 751.

Etiquetas