Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

MADRID

La Fiscalía investigará si una bacteria causó 18 muertes en 12 de Octubre

Los responsables del hospital, puntualizaron la información desvelada por el diario "El País", que explicaba que las muertes se debieron al brote de la bacteria Acinetobacter baumanii.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que la Fiscalía General del Estado investigará las 18 muertes registradas en la Unidad de Cuidados Intensivos Paliativos (UCI) del hospital público 12 de Octubre que algunas informaciones vinculan con una bacteria.

El diario "El País" reveló que entre 2006 y este año se produjeron esos fallecimientos a consecuencia de la cepa de la bacteria Acinetobacter Baumanii, multirresistente a los antibióticos, mientras que el hospital negó dicho extremo.

"Es un hecho realmente muy grave y muy lamentable la perdida de vidas humanas por las razones que aparentemente se han producido", explicó Fernández de la Vega, en una rueda de prensa conjunta con la ministra de Exteriores de Níger, Aichatou Mindaoudou, tras participar en un foro sobre seguridad alimentaria con los países más pobres de África.

"El Fiscal general del Estado ha abierto diligencias para investigar el origen y la causa de estos trágicos fallecimientos", explicó.

Los responsables del hospital, con el director gerente, Joaquín Martínez, al frente, puntualizaron en una conferencia de prensa esta información que vincula las muertes con el brote de la bacteria.

El periódico explica que ese brote ha tardado dos años en ser controlado, que por ello se reformó la Unidad de Cuidados Intensivos Paliativos (UCI) del centro y que el hospital carecía del personal y las infraestructuras adecuadas para la correcta atención de los pacientes.

Además, la bacteria ha afectado a 252 pacientes, a lo largo de estos dos años, de los que 101 han fallecido, aunque en 18 casos "la muerte fue atribuible a la bacteria", según la investigación del centro médico a la que tuvo acceso el diario.

En la conferencia de prensa, Martínez negó que las 18 muertes se deban a la bacteria, ya que el acinetobacter "por si mismo no produce el fallecimiento y por lo tanto no es el responsable directo del fallecimiento de los pacientes en la UCI", y explicó que desde abril no hay ningún enfermo con la bacteria.

"Su presencia es habitual en las UCI de todos los hospitales del mundo, como se desprende de las publicaciones periódicas de los centros de control de enfermedades infecciosas (CDC de Atlanta)", subrayó.

Etiquetas