Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SE SUMARÍA AL RESTO DE DELITOS

La Fiscalía austríaca estudia acusar también de esclavitud a Josef Fritzl

En caso de ser enjuiciado por este punto, Fritzl podría ser sentenciado a un máximo de 20 años de cárcel y sería el primer caso en Austria

La Fiscalía austríaca estudia añadir el delito de esclavitud a los cargos planteados contra Josef Fritzl, quien confesó haber encerrado y violado durante veinticuatro años a su hija Elisabeth, con la que tuvo siete hijos, aunque uno murió al poco de nacer.

"Lo que ha hecho el acusado se puede catalogar como algo parecido a la esclavitud", explicó este lunes  Gerhard Sedlacek, portavoz de la Fiscalía de Sankt Pölten, capital del Estado de Baja Austria.

Sedlacek indicó que la Fiscalía estudia con detenimiento esta posibilidad, ya que la continuada falta de libertad de Elisabeth y sus hijos podría incluirse en el párrafo del Código Penal dedicado al tráfico de esclavos y situaciones parecidas a la esclavitud.

En caso de ser enjuiciado por este punto, Fritzl podría ser sentenciado a un máximo de 20 años de cárcel y sería el primer caso en Austria, indicó el portavoz de la Fiscalía.

Esta acusación se sumaría así a las de privación de libertad, incesto y violación, siendo éste el mayor cargo, que podría suponer como máximo una condena efectiva de 15 años.

La Fiscalía aún está a la espera del informe de un experto médico que debe responder sobre el grado de responsabilidad del detenido en el fallecimiento, tres días después del parto, de uno de los mellizos que Elisabeth dio a luz en 1997 y cuyo cadáver fue incinerado por su padre-abuelo en la caldera de la casa.

Según Sedlacek, se ha de determinar hasta qué punto "el bebé habría sido capaz de vivir", por lo que, en función de ese informe, Fritzl también podría ser acusado de "homicidio por negligencia", delito que puede ser castigado hasta con cadena perpetua.

También está pendiente la valoración psiquiátrica del acusado, en prisión preventiva en la penitenciaria de Sankt Pölten.

El abogado de Fritzl, Rudolf Mayor, ha insistido en que su defendido es un enfermo mental que no es responsable de sus actos.

El juicio está previsto que comience antes de que termine el año y la Fiscalía confía en tener lista el acta de acusación a finales de septiembre.

Etiquetas