Despliega el menú
Sociedad

ENFERMEDADES

La EPOC mata a 18.000 personas al año y casi nadie la conoce

El tabaco es la causa fundamental de la EPOC, con lo que liberarse del mismo es la medida más efectiva para no sufrir esta enfermedad, que mata a 50 personas al día en España, ocho veces más que los accidentes de tráfico.

Más de 18.000 personas mueren en España al año a consecuencia de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y, sin embargo, cerca de un 83% de los españoles no saben qué es y las graves consecuencias que tiene para la salud, según un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El informe ha sido presentado hoy por la presidenta de SEPAR, Pilar de Lucas, los neumólogos Myriam Calle y José Miguel Rodríguez, y un enfermo de EPOC, Sixto Arenas, a quien le fue detectada esta enfermedad hace trece años, cuando también dejó de fumar.

El tabaco es la causa fundamental de la EPOC -del 80% de los casos-, con lo que liberarse del mismo es la medida más efectiva para no sufrir esta enfermedad, que mata a 50 personas al día en España, es decir ocho veces más que los accidentes de tráfico.

El 74,3% de los fallecidos son hombres, y la incidencia de la enfermedad, según advierten los especialistas, va ir en aumento en los países desarrollados, de ahí que sea necesario, según esta sociedad médica, conocer mejor en qué consiste y qué síntomas presenta.

Por eso, la SEPAR ha elaborado una guíaque se difundirá entre profesionales sanitarios, pacientes y medios de comunicación para que se sepa que es la EPOC coincidiendo con el Día Mundial de la enfermedad el próximo 16 de noviembre.

Se trata de una enfermedad crónica pulmonar que provoca el cierre de los bronquios o de las vías aéreas y que pone en dificultad a los pulmones, que van enfermando de forma progresiva.

"Es una enfermedad crónica -indica De Lucas-, pero hay tratamientos muy satisfactorios, y la esperanza de vida, con tratamientos, no tiene por qué ser mala. Hemos conseguido esperanzas de vida muy importantes".

Los síntomas de la enfermedad son tos crónica, expectoración, fatiga, ahogo o sensación falta de aire, pitos y silbidos, tendencia a los resfriados de pecho e intolerancia al ejercicio físico.

Con estos síntomas hay que acudir al médico, que nos debe realizar una espirometría con la que se puede determinar si tienes la enfermedad o no, ha señalado.

En este consejo coinciden los neumólogos porque el 80% de los enfermos de EPOC no están diagnosticados, y la espirometría, según los médicos, es una herramienta fundamental para establecer su diagnóstico, incluso en fases iniciales, cuando todavía no se han manifestado todos los síntomas.

De ahí que los doctores Calle y Rodríguez consideren necesario que los centros de salud cuenten con el material y el personal para que se pueda hacer esta prueba a los fumadores mayores de 40 años.

A los neumólogos les preocupa el infradiagnóstico que existe de la EPOC, en buena parte debido a que se confunde con otras patologías como la bronquitis, a que el enfermo no acude al médico o éste no hace la espirometría por no contar con el instrumental necesario.

Además de dejar de fumar, los enfermos tienen que realizar una actividad física o pasear, algo que hace Sixto cada mañana acompañado de la que llama su 'novia', una máquina con oxígeno fácil de llevar con la que dice va "a todos los lados" y que le ha permitido, junto a los nuevos tratamientos, no ingresar este año ni una vez en un hospital, algo que ocurre de forma frecuente a este tipo de pacientes en invierno.

Etiquetas