Despliega el menú
Sociedad

TABAQUISMO

La DGA solo sancionó a 35 locales por incumplir la ley antitabaco durante 2009

Inspeccionó 2.000 establecimientos, la mayoría de hostelería, pero solo detectó deficiencias en un 8%.

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón llevó a cabo en 2009 casi 2.000 inspecciones a diferentes locales y establecimientos de la Comunidad -la mayor parte de hostelería- para comprobar si cumplían la ley antitabaco. De estas, solo se materializaron en sanción 35 (pueden ser de diferentes cuantías dependiendo si son reincidentes o no). Un porcentaje de multas muy inferior al de los años anteriores, ya que en 2008 la cifra superó las 100 y en 2006 se alcanzaron las 200.

 

Según Salud Pública, la disminución de las sanciones impuestas se debe principalmente a que desde la aparición de la ley antitabaco, que entró en vigor en 2006, se ha constatado un descenso de las deficiencias detectadas. Otra de las cuestiones que más ha llamado la atención a los responsables sanitarios es que la práctica totalidad de los establecimientos de menos de 100 metros cuadrados han optado por dejar de fumar y muy pocos han elegido ser libres de humo.

 

Pero además de los controles periódicos que realizan aleatoriamente en los establecimientos para comprobar si cumplen la normativa antitabaco, los inspectores también se personan cuando un anónimo interpone una denuncia ante la dirección general de Salud Pública. De este tipo, hubo 63 referidas a establecimientos de hostelería, cinco a locales de ocio o espectáculos, tres en el ámbito educativo, dos en el laboral y una, en el sanitario.

 

La labor de los inspectores podría complicarse a partir de este año por la intención del Ministerio de Sanidad de prohibir fumar en cualquier espacio público. De hecho, la posible modificación de la normativa ha levantado en armas a algunos sectores, especialmente relacionados con la hostelería. Auguran que con esta restricción cerrarán más de 1.600 locales en Aragón.

 

Mientras, la presidenta de la Asociación para la Prevención del Tabaquismo en Aragón, Pilar Cascán, apoya el cambio de la ley y recuerda que la crisis ha hecho incrementar las consultas para deshabituación tabáquica, aunque "existe un cierto reparo de la gente ante el coste económico del tratamiento". "Se interesan, pero se frenan cuando les hablas de la cuantía que tienen que pagar", precisó Cascán, que hizo hincapié en que cada vez son más las mujeres que quieren dejar de fumar (sobre todo en Zaragoza y Huesca).

 

Además, en esta época de recesión se ha comprobado que el tabaco genera "más pobreza y conflicto social". "En algunos hogares se está sustituyendo la comida por el consumo de nicotina y se originan problemas", destacó. De hecho, recordó que esta cuestión se está plasmando en algunos programas de la tele, como 'Gran Hermano'. "Los concursantes en algunas ocasiones prefieren comprar tabaco a algo de comer", subrayó.

Etiquetas