Despliega el menú
Sociedad

TERREMOTO EN HAITÍ

La comunidad internacional se vuelca en el envío urgente de ayuda

EE. UU. manda un gran contingente militar y la UE dona tres millones de euros

La comunidad internacional se ha volcado en el envío de ayuda para asistir a Haití en las tareas de rescate y atención a los damnificados tras el devastador terremoto que azotó el país caribeño.

 

La respuesta a las peticiones de ayuda de Haití no se hicieron esperar y países de todo el mundo y organismos internacionales ofrecieron ayer el envío urgente de equipos médicos, de expertos en búsqueda de supervivientes, así como de toneladas de alimentos y medicinas.

Las primeras ayudas ya han comenzado a llegar, según informó el embajador de Haití ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Duly Brutus, quien señaló que “nunca” su país ha necesitado tanto “la ayuda de la comunidad internacional”. Los gestos de solidaridad con Haití se multiplicaron en las últimas horas tanto en América como en Europa.

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió un apoyo “total” de su país a Haití, y ordenó el envío de un gran contingente militar, incluido un portaaviones, para socorrer a los haitianos tras el seísmo.

Los primeros equipos de rescate de EE. UU. tenían previsto llegar ayer a Puerto Príncipe, y expertos de la fuerza aérea se harán cargo del funcionamiento del aeropuerto, según las autoridades. Además, se dirigen a las inmediaciones de Haití cuatro buques guardacostas y el portaaviones USS Carl Vinson, con 6.000 marineros.

Latinoamérica también respondió con prontitud y países como República Dominicana, Venezuela, Chile, Cuba Ecuador, Colombia, Argentina, Perú, México, Brasil, Guatemala, Panamá y Nicaragua, entre otros, ya se han movilizado.

La Comisión Europea anunció el desbloqueo de tres millones de euros de ayuda de urgencia para asistir a Haití. Bruselas también ha activado la alerta en el Centro de Control e Información de la UE_-responsable de establecer vínculos entre las autoridades de protección civil de los 30 países europeos participantes- para que los Estados miembros aporten asistencia.

La ONU movilizó sus equipos de emergencia para que ayuden a coordinar la asistencia humanitaria y se autorizó una partida de 6,8 millones de euros de su fondo de emergencias. También las oenegés, como la Cruz Roja, MSF y Oxfam, presentes en Haití, comenzaron a ayudar a la población sobre el terreno. Entre las donaciones privadas destaca la de Ted Tunner: 680.000 euros.

Etiquetas