Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

NAVIDAD

La CAI convierte Aragón en un belén único con sesenta tipos tradicionales

La sala Luzán exhibe hasta el 5 de enero, junto al clásico Nacimiento, otro inspirado en lugares y trajes de nuestra tierra.

Los niños fueron los primeros en ver ayer el belén tradicional instalado en la sala CAI Luzán.
La CAI convierte Aragón en un belén único con sesenta tipos tradicionales
VíCTOR LAX

La Asociación Amigos del Belén de Zaragoza ha construido dos belenes y cinco dioramas que ahora se pueden visitar en la sala CAI Luzán (paseo de la Independencia), junto a un taller en el que miembros de la asociación explican a los visitantes cómo se fabrica un belén.

El belén clásico, que ocupa 55 m², cuenta con 250 figuras de barro y resina creadas por los artesanos José Luis Mayo y José Joaquín Pérez, además de numerosos edificios y una cuidada recreación del entorno natural, que incluye un molino móvil y una gruta unidos por una corriente de agua real.

Varias decenas de niños fueron ayer los primeros en verlo. Ana Martínez, Jaria Álvarez y Andrés Caparrós, los tres de 7 años y pertenecientes a una clase de 2º de Primaria del colegio Teresiano del Pilar, manifestaban su preferencia por el ángel, "porque tiene alas, vuela y es el que anuncia a los pastores y los demás que ha nacido el niño Jesús", argumentaban. Sin embargo, sus compañeros Daniel Khoury y Manuel García estaban fascinados por los Reyes Magos "porque van en camello".

Otros niños, como Eric Benito y Alejandro Lara, ponían en acento en el verdadero meollo del asunto: el portal. "Es ahí donde nació el niño Jesús, es lo más importante del belén", razonaba Alejandro, que también estaba encantado con el taller donde Gregorio Amaro, secretario de la Asociación Amigos del Belén de Zaragoza, acababa de explicarles cómo construir con corcho blanco "del que sale cuando desenvolvéis los juguetes" paredes de ladrillo y piedras, tallados con cúter y soldador, y coloreados después de un baño en escayola. "¡Qué guay!", "¡Hala!", "¡Ahhh!" y otras interjecciones de admiración y sorpresa acompañaron su exposición, en la que no faltaron preguntas acerca de cómo se consigue el movimiento en algunas parte del belén o que el agua circule por él.

No menos llamativo es el belén aragonés colocado justo enfrente, con 60 figuras de barro hechas por Ignacio Fernández, que lucen trajes típicos de esta tierra. "El paje del rey Melchor viste como un pastor de Zaragoza, el de Baltasar es un pastor trashumante de Teruel y el de Gaspar es uno de los de Huesca que pasaban a Francia con el ganado", describía Amaro.

El belén se inspira en fotografías y obras de artistas como Juan José de Gárate o Natalio Bayo, y cuenta con la asesoría del grupo Somerondón. Replica escenas como la procesión de los panes de Sástago o la tradición de Fonz en la que una señora en mula recoge donativos y los reparte entre los necesitados. Los trajes de la Virgen y San José copian los de una boda en Fraga. En los 35 m² que ocupa este belén se reconocen también una fuente de Daroca, edificios de Mirambel, Aragüés o Aínsa, y los Monegros.

También en los cinco dioramas que completan la exposición (todos hechos por socios de la Asociación Amigos del Belén) se aprecian referencias locales, como el Arco del Deán de Zaragoza, que sirve de marco al paso de los Reyes Magos. Los otros cuatro muestran la Anunciación a la Virgen, el nacimiento de Jesús, la aparición del ángel a los pastores y la huida a Egipto (con un guiño a la ciudad de Petra). Se pueden visitar de 11.30 a 13.30 y de 18.00 a 21.00, salvo el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Además, la Obra Social y Cultural CAI ha preparado para esta Navidad actuaciones de la Camerata San Nicolás en su oficina de Independencia los días 22, 23 , 29 y 30 (de 12.00 a 13.00) y, en el salón de actos, teatro para niños con 'Dulces sueños' los días 29 y 30 de diciembre (12.00 y 18.00). El cartero real también se instalará en este centro del 27 de diciembre al 5 de enero (de 18.00 a 20.00). En la biblioteca Mariano de Pano habrá talleres de manualidades el día 23 y un cuentacuentos el 27, mientras que el centro Joaquín Roncal ofrece jazz a las 19.30 con Gancho Drom (día 23) y Jerez-Texas (día 30).

En Huesca, hay exposición de belenes en el claustro del convento de Santa Teresa y un concierto de Navidad de la Coral Oscense en la Diputación de Huesca el día 29 (19.30). También en Teruel habrá mañana un concierto de villancicos de la Polifónica Turolense (iglesia de la Milagrosa, 20.30) y el día 30 un espectáculo infantil en el Palacio de Exposiciones (20.00).

Etiquetas