Sociedad
Suscríbete

DENUNCIA CIUDADANA

La basura, un vecino incómodo

Varios lectores de HERALDO, desde distintos puntos de Aragón, han enviado sus fotografías y quejas sobre los problemas que se dan en las calles de sus localidades por la acumulación de residuos, en buena parte, derivados de actitudes y comportamientos poco cívicos.

Zaragoza. La imagen está tomada en el camino de Miraflores, en San José. "Parece que no saben que hay puntos de limpieza", cuenta Ángel.
La basura, un vecino incómodo
ANGEL RAMóN GIMENO PASTOR

El verano equivale normalmente a calor, mucho calor. Y las altas temperaturas acentúan la descomposición de los residuos orgánicos y los malos olores que desprenden. Es un problema que se da todo el año con los contenedores y que se aprecia más estos meses. La otra queja recurrente de los ciudadanos respecto a la presencia de basura en las calles es debida a los comportamientos poco cívicos de algunas personas que abandonan los desechos de gran tamaño en lugares no adecuados, sin tomarse la molestia de acercarlos a un punto limpio.

Heraldo Abierto pidió a los lectores que enviasen fotografías y quejas sobre esta cuestión. Algunos, como Ángel Ramón Gimeno o Eduardo Vispe, han aprovechado la ocasión para denunciar la acumulación de muebles, electrodomésticos y otros objetos de gran tamaño en la vía pública. "Existen los puntos limpios o el servicio de recogida municipal. Hay que evitar dar una imagen de ciudad sucia", dice Gimeno.

Por su parte, Amelia Galindo se queja de que algunos establecimientos sacan grandes cajas de cartón y no las meten dentro de los contenedores. "Los trabajadores de recogida no siempre se bajan del camión -cuenta-. Entre unos y otros, ahí se queda la caja".

Un vecino de Huesca, Juan Pablo Jiménez, lamenta la poca "vergüenza" de algunas personas que dejan la ciudad llena de porquería, incluso, teniendo al lado los cubos de basura.

Etiquetas