Despliega el menú
Sociedad

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

SALUD

La ayuda farmacológica para dejar de fumar cuesta unos 300 euros

La crisis económica ha disparado las peticiones de los tratamientos de deshabituación y las consultas sobre el tabaco de liar.

Dejar de fumar nunca es fácil. Muchos de los pacientes que acuden a las consultas de Atención Primaria o deshabituación tabáquica necesitan ayuda farmacológica para conseguirlo. Según la Asociación para la Prevención del Tabaquismo de Aragón (APTA), los medicamentos necesarios para todo el tratamiento (no los sustitutivos de la nicotina) cuestan entre 270 y 280 euros. Un desembolso que en un principio puede parecer importante, pero que si se tiene en cuenta lo que vale cada cajetilla de tabaco (alrededor de 4 euros) resulta más que rentable en pocos meses.

En los centros de salud de Primaria y los puntos de atención de APTA (hay en Zaragoza, Huesca, Teruel y Calatayud), se ofrece la ayuda necesaria y se resuelve cualquier tipo de duda. Por ejemplo, en los últimos meses y debido a la crisis económica, la presidenta de APTA, Pilar Cascán, aseguró que se han disparado las consultas sobre el tabaco de liar, algo más barato que el empaquetado. "Hay que insistir en que igual de malo es uno que otro. No cambia nada. Fumas igual de nicotina", manifestó Pilar Cascán.

Por contra, si hay algo positivo que ha traído consigo la recesión económica es el incremento del número de solicitudes de tratamientos para intentar dejar de fumar. Aunque hasta enero APTA no tendrá los datos definitivos de 2010, Cascán reconoció ayer que el día a día demuestra este aumento. De hecho, recordó que es especialmente llamativo en el caso de las mujeres.

Las cifras del año 2009 ya revelaban esta tendencia. En el conjunto de la comunidad autónoma de Aragón, el año pasado, se llevaron a cabo 3.170 consultas. El 60% de los pacientes de la capital aragonesa eran mujeres, mientras que un 40% eran hombres. En Huesca incluso el porcentaje era un poco mayor: el 64% de féminas frente al 36%. Teruel fue la única provincia donde la proporción se mantuvo prácticamente similar.

Etiquetas