Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

MEDIO AMBIENTE

Jardines verticales para frenar la contaminación ambiental

Una imagen de la propuesta que ya está en marcha
Jardines verticales para frenar la contaminación ambiental
EFE

La súper poblada Ciudad de México, que hace casi tres décadas fue escenario del desplome de aves a causa de la contaminación atmosférica, cambiará su rostro de concreto gris por uno verde con la instalación de jardines verticales en edificios de zonas populares.

Tras la alarma que desató la muerte masiva de aves en la década de 1980 en esta ciudad asentada en un valle rodeado por cadenas montañosas, las autoridades comenzaron una serie de cambios como el cierre de una refinería, el control de industrias contaminantes y la inspección a automóviles para reducir la emisión de gases.

En esta ruta hacía una urbe verde, la alcaldía del Distrito Federal (DF) puso en marcha esta semana el plan "Unidades Habitacionales Sustentables", por el que instalará en edificios "jardines verticales", paneles solares y filtros de agua pluvial.

Ciudad de México tiene unos 20 millones de habitantes en su zona metropolitana (el DF y sus alrededores) y es responsable de generar el 1,5 por ciento de los gases de efecto invernadero del planeta.

Según organismos de defensa de derechos humanos cada año mueren en este valle unas 4.000 personas a causa de la contaminación ambiental.

La primera unidad habitacional beneficiada con el nuevo programa, que en total costará el equivalente a 144.000 dólares es "La Valenciana", en la populosa zona de Iztapalapa, donde ya fueron colocados diez calentadores solares y 700 metros cuadrados de muros que se convertirán en impresionantes jardines verticales.

Iztapalapa, con una extensión de 177 kilómetros cuadrados, alberga a 2 millones de habitantes y en sus alrededores está el basurero más grande de la ciudad, denominado Borde Poniente de Xochiaca, cuya capacidad ha superado los 16,9 millones de toneladas.

En otro extremo de Iztapalapa se encuentra el aeropuerto internacional de Ciudad de México, que registra unos 800 vuelos diarios. "Este nuevo escenario ambiental es estético y nos ayuda a disminuir los malos olores", sostuvo Rebeca Enciso, una de las vecinas de "La Valenciana".

"Creo que es una oportunidad para que nuestros hijos puedan vivir en una zona protegida y donde al abrir la ventana respiren aire puro", añadió. Enciso mencionó que otro beneficio será que los jardines permitirán la llegada de aves, donde antes era un páramo.

Además de los jardines verticales, las autoridades han instalado en "La Valenciana" 800 metros cuadrados de césped con plantas sobre suelo de piedras porosas que permiten el paso de agua de lluvia al subsuelo.

El responsable del proyecto, Roberto López, detalló que se pretende contrarrestar los altos niveles de contaminación y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la capital. Los paneles solares para calentar el agua y alimentar a las estufas que operan con electricidad contribuirán a disminuir la contaminación y permitirán ahorros económicos a los habitantes de "La Valenciana".

El ingeniero agrónomo Marco Antonio Hernández, responsable de la empresa contratada para realizar este proyecto, dijo que el plan se llevará a cabo en otras treinta zonas del Distrito Federal, sobre el que circulan 4 millones de automóviles.

Hernández aseguró que con este programa serán beneficiadas unas 500.000 viviendas capitalinas.

Denuncias de la mala calidad del aire

El año pasado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) denunció que la mala calidad del aire en el Valle de México representa una situación "violatoria del derecho a un medio ambiente sano" para millones de habitantes en la capital mexicana y sus inmediaciones.

El organismo presentó en diciembre pasado un informe sobre la calidad del aire en la urbe, en el que denuncia que el 80 por ciento de las emisiones proceden del sector del transporte, sobre todo de los automóviles particulares.

El informe recordó que cada año se producen "4.000 muertes por padecimientos respiratorios y cardiovasculares asociados a la contaminación del aire" en la Zona Metropolitana.

Etiquetas