Sociedad
Suscríbete

SALUD

Investigan unas partículas que detecten tumores imperceptibles con escáner

Científicos aragoneses trabajan en un proyecto para mejorar el diagnóstico precoz del cáncer.

Un diagnóstico temprano del cáncer resulta clave para su cura. Conscientes de ello, investigadores de todo el mundo trabajan para depurar las técnicas que permitan detectar la enfermedad en sus estadios más tempranos y en Aragón están más cerca de conseguirlo. Científicos de la Comunidad lideran un proyecto que persigue crear nanopartículas magnéticas (una nano tierra sería como una canica) inteligentes para que puedan ayudar a ver un tumor cuando es tan pequeño que ni siquiera el escáner lo detecta.

¿Cómo lo hacen? Esas pequeñas partículas llevan unos imanes que se concentran en los alrededores de la incipiente región tumoral y la hacen visible ante un escáner. El grupo forma una imagen de contraste, es decir, una gran mancha que indica el lugar en el que está el cáncer.

Una vez diagnosticado, llega el momento de la terapia, donde la Nanociencia también tiene una gran contribución, ya que, puede aumentar la eficacia de los fármacos existentes. Actualmente, algunos medicamentos no llegan bien a su destino porque el propio cuerpo les pone barreras. Por ejemplo, en los casos en los que los tejidos forman una red muy compacta que no deja filtrar sustancias que no ean muy pequeñas. Con el tamaño de las nanopartículas, se conseguiría que el fármaco las atravesara y llegara a su objetivo.

También se investiga para lograr que las nanopartículas inteligentes vayan exclusivamente al órgano diana enfermo, sin tener que dañar al resto, evitando así efectos secundarios.

El proyecto que engloba todas estas líneas de trabajo cuenta con 4,5 millones de financiación aportados por el Ministerio a través del programa Consolider para investigadores de alta calidad (al que se presentaron 86 proyectos de envergadura procedentes de instituciones de toda España). En el desarrollo 'Nanobiomed' participan 60 investigadores, de ellos, 21 pertenecen a dos institutos de investigación aragoneses: el INA, con 16 científicos, y el Instituto de Ciencias de los Materiales (ICMA) que aporta 5 investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El resto forma parte de las otras dos comunidades autónomas que participan en esta iniciativa: Galicia (donde colaboran las universidades de Santiago de Compostela y de Vigo) y Cataluña (en el proyecto trabaja personal de cinco centros diferentes y también de un parque tecnológico).

Etiquetas