Despliega el menú
Sociedad

UN PROYECTO ÚNICO EN EL MUNDO

Investigadores españoles desarrollarán un yogur anticaries

El área de Genómica y Salud del recién inaugurado Centro Superior de Investigaciones en Salud Pública (CSISP) de Valencia desarrollará un yogur contra la caries tras aislar un "inhibidor" de la bacteria que provoca esta enfermedad.

El área de Genómica y Salud del recién inaugurado Centro Superior de Investigaciones en Salud Pública (CSISP) de Valencia desarrollará un yogur contra la caries tras aislar un "inhibidor" de la bacteria que provoca esta enfermedad, según explicó uno de los responsables de esta investigación, Alejandro Mira, quien no descartó introducirlo en otros productos como queso o enjuague bucal y destacó que su departamento es el "único" en el mundo que ha puesto en marcha este proyecto y adelantó que también están trabajando en una vacuna contra la caries.

La idea, dijo, es hacer un yogur, un queso o un enjuague bucal anticaries de manera que funcionaría de forma "equivalente" a como lo hace la bacteria del bifidus activo, solo que se sustituiría por "este tipo de bacterias que inhiben el desarrollo de las bacterias que causan la caries". El investigador no dio más detalles sobre el estudio por motivos relacionados con la patente.

El investigador, que hizo estas declaraciones momentos antes de que el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, inauturase el nuevo centro de investigación, explicó que la caries es una enfermedad que afecta al 90 por ciento de la población y cuyo tratamiento no está cubierto por la sanidad pública. Esta investigación comenzó en la Universidad Miguel Hernández de Elx y está subvencionada por una beca Ramón y Cajal.

En este sentido, Mira añadió que el proyecto de investigación tiene "dos vías", por un lado, desarrollar una vacuna contra la caries, de la que ya han encontrado "varias dianas que parece que pueden funcionar", así que en unos años "haremos las pruebas primeras en animales y en un plazo de unos diez años podemos empezar seriamente con esto", aseguró.

La segunda vía consiste en "aislar un tipo de bacteria distinta que tiene un diez por ciento de la población que nunca ha tenido caries", de manera que este microorganismo actuaría como un "inhibidor" de la bacteria que provoca la caries. En este sentido, afirmó que ya se han realizado algunas pruebas en el laboratorio y "realmente sí que funciona: estas bacterias producen inhibidores de las bacterias que causan la caries".

Asimismo, resaltó la "importancia" de este proyecto "no sólo por la caries en sí o por la perdida de dientes sino por las enfermedades relacionadas" pues "una buena salud dental influye sobre otro tipo de patologías como el cáncer gástrico, así como otras enfermedades como la úlcera de estómago", así que "es un problema de salud pública bastante grave", advirtió.

"Empresas interesadas"

Alejandro Mira señaló que esta línea de investigación está "más avanzada" que la de la vacuna anticaries y destacó que ya están "en contacto con varias empresas interesadas" en invertir en este proyecto para patentarlo.

Preguntado sobre los plazos para conseguir tanto la vacuna como el yogur anticaries, explicó que es "difícil" hablar sobre el tiempo, aunque la vía del inhibidor en el yogur "es más rápida" que la vacuna anticaries, que "es algo que ocurrirá y vamos a ver en las próximas décadas", ya que un grupo de investigadores de Inglaterra "ya tiene un prototipo" de la vacuna y otro grupo en Australia está "muy avanzado". No obstante, destacó que en la investigación del yogur anticaries "somos los únicos que trabajamos en ello".

Respecto a la vacuna anticaries adelantó que se inyectaría por medio de un spray que se colocaría sobre la boca o en la nariz para que la saliva produjera los anticuerpos contra las bacterias de la caries, por lo que no sería necesario ni siquiera colocar una inyección, concluyó.

Etiquetas