Despliega el menú
Sociedad

VIZCAYA

Interceptado en alta mar un velero cargado con 1.500 kilos de cocaína

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía interceptaron en alta mar un velero cargado de 1.500 kilos de cocaína con destino al País Vasco, con la que podrían haber elaborado casi tres millones de dosis que habrían alcanzado un valor en el mercado de unos 194 millones de euros. En la operación se desarticuló una organización de narcotraficantes dedicada a introducir en España importantes cantidades de cocaína, y han sido detenidas siete personas, entre ellas cinco en Bilbao.

Según informó la Dirección General de Policía, en la operación 'Mistral', que es como ha sido denominada, se localizaron 57 fardos de cocaína, cuyo peso superaba los 1.500 kilogramos, y que iba destinada al País Vasco. Los arrestados han sido los dos tripulantes del velero, Federico P.C. de Venezuela, y Giovani Roberto L. S., de Italia, y en tierra Francisco I. M., José Alberto E. A., Francisco Javier U. H., María Begoña R. D. y Luís Fernando U. H., todos de origen español.

La investigación, coordinada por el Centro de la Inteligencia Contra el Crimen Organizado, fue desarrollada conjuntamente por la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO central y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Bilbao, con la colaboración de la Brigada Central de Crimen Organizado y el SOCA británico. Además, contaron con el apoyo de los GEO para el abordaje del velero, y con el buque 'Petrel' de la Agencia Tributaria.

Investigados desde marzo

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de marzo, cuando se conoció la existencia de un grupo criminal asentado en España, que disponía de un velero, con el que miembros de este grupo pretendían efectuar importaciones de cocaína entre Sudamérica y España. En concreto, en febrero la embarcación había partido de La Romana, en la República Dominicana, pero por motivos desconocidos no pudieron completar el envío.

Los agentes seguían la pista de dos de los detenidos, que preparaban un viaje a la República Dominicana para acondicionar el velero de nuevo, y a otros dos miembros de la red, que pretendían desplazarse a Argentina para reunirse con los responsables de la organización encargada de suministrarles la cocaína.

Finalmente, a principios de junio el velero zarpó del puerto de La Romana, para después recoger la cocaína en un punto aún no determinado. Continuaron navegando rumbo a las costas españolas, donde pretendían entregar el cargamento, a un grupo de narcotraficantes encabezados por dos de los detenidos.

Para evitar la descarga de la droga, los agentes decidieron interceptar el velero en alta mar utilizando un equipo de abordaje de los GEO. En el propio velero detuvieron a los dos tripulantes y localizaron los 57 fardos. El dispositivo concluyó en Bilbao, lugar de residencia de la mayor parte de los miembros de la organización, y donde fueron arrestados. También allí se registraron cinco domicilios, un taller y una lonja. En total, se intervinieron 1.500 kilos de cocaína, tres embarcaciones, ordenadores, teléfonos móviles, documentación y 44.750 euros en efectivo.

Etiquetas