Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

GALICIA

Ingresa en prisión, sin fianza, el homicida confeso de Laura Alonso

Familiares, amigos y vecinos de la víctima reclaman en Ourense el cumplimiento íntegro de la pena que se le pueda imponer.

Familiares y amigos de Laura Alonso portan el féretro con sus restos mortales durante el entierro, esta tarde en la localidad orensana de Toén
Ingresa en prisión, sin fianza, el homicida confeso de Laura Alonso
Pablo Araújo. EFE

Javier Cruz González, el mecánico de 32 años ex novio de Laura Alonso, ingresó la pasada madrugada en la prisión de Pereiro de Aguiar, por decisión del juzgado de instrucción número 3 de Ourense, imputado por un delito de homicidio, tras haberse declarado, ante la policía y el juzgado, como autor material de la muerte de la joven.

La muerte de Laura Alonso, de 19 años, por asfixia, confesada por Javier Cruz, ha sido también confirmada por la autopsia del cadáver, lo que produjo la decisión de la jueza de decretar su ingreso en prisión provisional sin fianza y el secreto de las actuaciones sumariales.

Eran poco más de las tres de la madrugada de este martes cuando el presunto homicida iniciaba su traslado a la cárcel de Pereiro, después de más de dos horas declarando ante la jueza. Poco antes, pasados 40 minutos de la media noche, decenas de personas se habían concentrado ante los juzgados de la ciudad gallega en espera de la llegada del detenido. Cuando éste apareció, procedente de la comandancia de la Guardia Civil, prorrumpieron en insultos y recriminaciones.

Este mediodía decenas de personas, familiares, amigos y vecinos, se concentraron ante los juzgados de Ourense para reclamar el cumplimiento íntegro de la pena que se imponga al detenido, mientras en Santiago el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, encabezaba otra concentración de los trabajadores y miembros del ejecutivo autonómico, como expresión de repulsa, al tiempo que de solidaridad con la familia de la víctima y el pueblo de Toén.

Tras guardarse tres minutos de silencio ante la sede del Gobierno gallego, Núñez Feijóo resaltó ante los medios de comunicación presentes en el acto que el comportamiento de la familia, amigos y vecinos de la víctima ha sido ejemplar. "Están teniendo una reacción que es un ejemplo para toda Galicia y toda España", declaró el presidente de la Xunta, quien agradeció también que el pueblo, en el que vivían tanto la víctima como el presunto culpable, esté demostrando "una enorme entereza".

Tras ponerse a disposición de la familia de Laura, Núñez Feijóo aseguró que su gobierno seguirá impulsando políticas de igualdad y esforzándose para que no se repitan sucesos como éste. Resaltó que se trata de sucesos "excepcionales" que en todo caso "no deberían existir".

La secretaria de Igualdad del PSOE gallego, Laura Seara, expresó su "profundo pesar" por la muerte de Laura Alonso y lamentó la "crueldad extrema" de este caso, que ha producido la quinta víctima de violencia de género en Galicia en lo que va de año.

Seara hizo también un llamamiento a la ciudadanía para que mantenga "tolerancia cero" con esta lacra social y con los maltratadores y recordó que "las leyes son decisivas, pero no pueden por sí solas acabar con este tipo de crímenes si no hay un compromiso decidido del conjunto de la sociedad".

La reacción del vecindario de Toén, dentro del clima de indignación reinante, se extendía a la comprensión sobre los familiares del presunto culpable, como explicaba el propio alcalde del municipio. "Fue la decisión de una persona, no de una familia, y eso es lo que tenemos que hacer llegar a la gente", declaró el regidor municipal de Toén, Amancio Antonio Cid, quien extendió su expresión de solidaridad a la familia del presunto homicida y expresó su deseo de que "se normalice la vida emocional del municipio lo más pronto posible".

24 horas de interrogatorio

Todo parece indicar que la 'hoja de ruta' de la policía dio el resultado esperado, confirmando las primeras sospechas sobre el ex novio de Laura. La Guardia Civil comenzó el cerco sobre el sospechoso interrogándolo inicialmente como testigo. A pesar de que en las dos primeras sesiones Javier Cruz se mantuvo firme en reclamar su inocencia, los agentes establecieron un seguimiento personal del sospechoso, hasta que el hallazgo del cadáver permitió argumentar nuevas pistas, entre ellas las marcas que las ruedas del coche del acusado habían dejado en las inmediaciones del lugar en que apareció el cuerpo de Laura Alonso.

Una vez detenido e interrogado ya como imputado, la decisión de agotar el plazo legal para su retención por la policía logró el desmoronamiento argumental de Javier a las 24 horas de interrogatorio. Su presencia en el registro de su domicilio, ayer por la noche, precipitó la confesión. En su casa había aparecido el bolso y otras pertenencias de Laura.

Los padres de Javier, que mantenían la confianza en su inocencia y se encontraban presentes en el registro, hubieron de aceptar la evidencia. En su confesión Javier Cruz admitió que había estrangulado a su ex novia con una chaqueta de punto que vestía y que después dejó algunas pistas falsas, como una sudadera y un teléfono móvil de Laura, que fueron apareciendo en distintos lugares de la zona.

Hasta ese momento, el sospechoso había mantenido firmemente que la noche en la que desapareció Laura se había acostado temprano, después de pasar la tarde en la playa, circunstancia que corroboraba su padre, concejal del ayuntamiento de Toén, quien se encontraba hoy anonadado ante las evidencias de la presumible culpabilidad de su hijo.

Aunque se haya establecido la responsabilidad del detenido en el homicidio, la investigación sigue abierta por si las nuevas circunstancias llevasen a practicar alguna otra detención. Entre tanto, en Toén el vecindario se disponía a asistir al sepelio de Laura, a las siete de la tarde y en su parroquia de Xestosa, aunque no pudo instalarse su velatorio dado el avanzado estado de descomposición que presentaba el cadáver.

Etiquetas