Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SUCESOS

Hallado el 'gourmet' suizo que desapareció en El Bulli

Pascal Henry, que había sido visto por última vez el pasado 12 de junio tras cenar en el restaurante que Ferran Adrià tiene en Rosas, fue localizado ayer en algún lugar de Europa. Los Mossos d'Esquadra le buscaron hasta el último momento, incluso empleando medios aéreos

Pascal Henry, el 'gourmet' suizo que despareció el pasado 12 de junio tras cenar en El Bulli, fue encontrado ayer sano y salvo en algún lugar de Europa, según fuentes policiales. Al parecer, Henry fue a Suiza tras ser visto por última vez en el restaurante de Ferran Adrià y retiró dinero en cajeros automáticos de Ginebra. La presencia en esos cajeros del crítico culinario, de 46 años, había sido confirmada tras analizar las imágenes que captaron las cámaras de seguridad. Los motivos de la desaparición siguen siendo un misterio.

Nada más tener conocimiento por la Interpol de esta novedad en la investigación, el Cuerpo Nacional de Policía se puso en contacto con los Mossos d'Esquadra, que se habían hecho cargo de las pesquisas en España. Precisamente, ayer por la mañana, los Mossos habían rastreado por tierra y aire durante más de cinco horas los alrededores del restaurante El Bulli, en Rosas (Gerona), en la última batida efectuada para buscar pistas sobre el paradero del gastrónomo suizo.

Desde que se perdió el rastro de este 'gourmet' y empleado de una empresa de mensajería, justo después de que cenase en el restaurante de Ferran Adrià, los Mossos habían mantenido activa su búsqueda, pese a las informaciones que apuntaban a que su desaparición fue voluntaria.

El 12 de junio, tras cenar con toda normalidad, Henry, de 46 años, salió del restaurante para ir a buscar una tarjeta de presentación, pero ya no volvió. Al salir del establecimiento dejó encima de la mesa un sombrero y la libreta en la que anotaba las impresiones gastronómicas de sus ágapes, para posteriormente plasmarlas en un libro.

En la batida de ayer, una treintena de agentes de las Unidades de Investigación de Gerona y Rosas peinaron desde las 6.00 hasta las 11.00 las zonas cercanas al restaurante El Bulli (enclavado en una zona montañosa junto a la Costa Brava), tanto para hallar indicios del paradero de Henry como para descartar líneas de investigación.

El jefe de la comisaría de Rosas, el subinspector Alfons Sánchez, explicó que "desde que se tuvo conocimiento de esta extraña desaparición", los Mossos habían efectuado varias batidas, si bien la de ayer fue la primera en la que se usaron efectivos aéreos. Según Sánchez, los Mossos buscaron por las curvas y por las zonas más propicias para un accidente de tráfico, además de por la densa masa forestal de la zona. Un helicóptero sobrevoló toda la zona de acantilados, de unos siete kilómetros, que unen Cala Montjoi con Rosas.

Sánchez reiteró que se mantenían abiertas todas las líneas de investigación porque en ese momento todavía se desconocía que había aparecido el gastrónomo, el cual estaba haciendo un recorrido por los casi 70 restaurantes mundiales distinguidos con las tres estrellas Michelín. "No descartamos ninguna línea, porque no se ha confirmado la presencia de un vehículo de alquiler, no ha aparecido ningún vehículo estrellado, tampoco ninguno abandonado, ninguna autocaravana ni ningún objeto personal de este señor por la zona", dijo el subinspector.

Alfons Sánchez también comentó que la difusión de la foto de Henry a través de los medios de comunicación había favorecido que varios ciudadanos llamaran a los Mossos para aportar informaciones, afirmando que lo habían visto vivo después del día 12. "Si se encuentra sano y salvo y es conocedor de esta gran utilización de recursos para su búsqueda, esperamos que comparezca delante de las autoridades", declaró el subinspector.

Etiquetas