Despliega el menú
Sociedad

SE PRESENTA LA FINANCIACIÓN UNIVERSITARIA

Gabilondo asegura que no habrá posibilidad de acuerdo educativo sin el profesorado

El ministro de Educación dice que el Pacto Social y Político por la Educación es una "demanda social determinante" que reclama el 92% de la población, tal y como reflejan las últimas estadísticas.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, aseguró que el modelo de financiación que presentará mañana ante los rectores de todas las universidades españolas, reunidos en el Consejo de Universidades, será "clave y necesario" en las negociaciones del Pacto Social y Político por la Educación; una "demanda social determinante" que, según recordó, reclama el 92% de la población, tal y como reflejan las últimas estadísticas.

"La propuesta que se debatirá mañana entre universidades y la Administración es fundamental para contar con unos indicadores con los que negociar en el ámbito de la educación", explicó durante la presentación del libro 'Universidad, sociedad y territorio', que tuvo lugar en el Casino de Madrid y que contó con la presencia, entre otros, del presidente de la institución bancaria, Emilio Botín.

En este sentido, el titular de Educación demandó a los ciudadanos que "dejen de lado los prejuicios y los estados de ánimo" en el debate por la mejora del sistema de enseñanza y que contribuyan con su esfuerzo a la dinamización social y a la internacionalización de las universidades. En su opinión, estos aspectos son "necesarios" para avanzar en la integración y la equidad social.

Un pacto "propuesto" por Zapatero

En cuanto a las declaraciones del presidente del PP, Mariano Rajoy, en las que concedía más seriedad al titular de Educación que al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante una pacto en esta materia, subrayó que se está trabajando con "gente seria".

"Desde luego el presidente del Gobierno, que es quien me ha encargado esta tarea tan seria, merece todos mis respetos", sentenció. A la vez, recordó que el pacto por la educación es "un proyecto propuesto por el presidente Zapatero". "Por tanto, de ahí me viene a mí la única seriedad que pudiera llegar a tener", concluyó.

Por su parte, Botín, cuyo banco colabora en la edición del libro, incidió durante su discurso en la "importancia" de que España alcance a largo plazo un pacto educativo "estratégico y no sujeto a constantes cambios". "Es ahora, en las circunstancias actuales de la economía mundiales, cuando hay que redoblar la apuesta por la educación y la investigación de calidad", afirmó.

No obstante, recalcó que esa tarea requiere de un esfuerzo especial de financiación, "lo que significa invertir el doble, sino invertir mejor los recursos, tanto públicos como privados". A su juicio, una sociedad moderna como la actual "no puede delegar exclusivamente la responsabilidad de invertir más en las instituciones públicas". "Es una labor de todos, de las universidades, las administraciones públicas y también de las empresas", añadió.

 

Aboga por la evaluación contínua

También ha sido preguntado por la norma de la Universidad de Sevilla que permite a los alumnos que copian en un examen la posibilidad de terminarlo para que puedan recurrir el suspenso ante una comisión de docencia.

Gabilondo no ha querido entrar en valoraciones de las decisiones universitarias tomadas en función de su autonomía y autogobierno, aunque ha indicado que copiar es "engañarse a sí mismo".

Ha confiado en métodos de examen que no dependan tanto de la memoria y de copiar o no copiar y en fórmulas de aprendizaje innovadoras y de evaluación continua.

Etiquetas