Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TORMENTA TROPICAL

Fay provoca lluvias torrenciales sobre Florida

La tormenta tropical Fay provocó lluvias torrenciales ayer sobre el centro de Florida, inundando las calles con agua que llegaba a la altura de las rodillas mientras pasaba sobre la base de despegue de transbordadores de Cabo Cañaveral. Cientos de hogares se vieron afectados, algunos inundados con 1,2 metros de agua, y los equipos de emergencia en botes se dispersaron para rescatar a la gente, después de que cayesen hasta 53 centímetros de lluvia durante un día, según informaron funcionarios. "Hemos tenido muchas inundaciones en vecindarios aislados, gente que tiene desde 15 centímetros hasta 1,2 metros de agua en sus hogares", explicó Erick Gill, funcionario de información pública del Condado de St. Lucie, al norte de West Palm Beach.

"Tenemos algo menos de 1.000 hogares afectados por las inundaciones". "Hemos debido rescatar a la gente en botes y embarcaciones de propulsadas por hélices", declaró Gill. Los botes de fondo liso propulsados por hélices son útiles en aguas bajas y pantanos. En el Condado de Brevard, donde se ubica el Centro Espacial Kennedy, la portavoz del manejo de emergencias Kimberly Prosser dijo que algunos lugares habían registrado 53 centímetros de lluvia caída desde que Fay llegó a tierra por la costa sudoeste de Florida el martes.

"Todavía está sobre nosotros", afirmó por su parte Jeff Luther, un portavoz del centro de operaciones de emergencia y ayudante de la oficina del sheriff en el Condado de Indian River, justo al sur de Brevard. La tormenta, que dejó más de 50 muertos en su paso por el Caribe antes de llegar el martes a la península de Florida, se encontraba a cerca de 45 kilómetros al norte-noreste de Cabo Cañaveral a las 17.00 hora local (las 22:00 hora peninsular), según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Se movía hacia el norte a la extremadamente lenta velocidad de 4 kilómetros por hora, lo que significa que seguirá empapando el centro de Florida por algún tiempo. Fay es la sexta tormenta de lo que meteorólogos predicen será una temporada de huracanes del Atlántico con una actividad inusualmente alta. No se espera que se convierta en un huracán y se ha pronosticado que se dirija al oeste una vez más antes de disiparse sobre Alabama o Georgia.

Fay había amenazado con convertirse en un huracán con vientos máximos sostenidos de al menos 119 kilómetros por hora antes de atravesar Key West el lunes y nuevamente el martes en dirección contraria antes de tocar tierra por segunda vez cerca de Naples, en el suroeste de Florida. En ese momento sorprendió a los expertos en huracanes al cobrar mayor fuerza sobre tierra.

Etiquetas