Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

otoño-invierno 2011

Etcheverry abre la semana de la moda masculina en París

Tras haber presentado un primer desfile el verano pasado, el creador vasco optó por hacer ahora una instalación. Quería así conocer de cerca a su público y a los periodistas que se interesan en él.

Creación de Etcheverry en París
Etcheverry abre la semana de la moda masculina en París
AFP PHOTO

El gran festival de la moda masculina para el otoño-invierno 2011 comenzó en París con un jovencísimo modisto, Thibaud Etcheberry, de 22 años, que presentó una colección inspirada en el arte y la cultura armenias.

Tras haber presentado un primer desfile el verano pasado, el creador vasco optó por hacer ahora una instalación. Quería así conocer de cerca a su público y a los periodistas que se interesan en él.

Además de contemplar sus diseños, colgados en las ramas de un árbol o suspendidos desde el techo en la pequeña bodega empedrada de la galería, sus invitados pudieron contemplar la "performance" de un maniquí y tomar un té o una copa de champán junto a un vídeo filmado para la ocasión.

La presencia de árboles y ramajes de donde colgaban algunas prendas en tonos ocres, grises y azul marino, con las que el espectador se topaba al entrar en la galería, se debía a la inspiración armenia, según el diseñador.

Era su manera de contar el viaje de un hombre a ese país. Un hombre que en su primera colección "nacía, en un nuevo mundo, llegaba a un nuevo mundo, y ahora llega a Armenia", añadió el creador, gran amante del algodón, de la lana de doble vuelta y del cuero, a veces serigrafiado, pero de pocos colores.

De ahí que su visión armenia se tiñera ante todo de gris, azul marino, beige y ocre-amarillo, y de marrón y negro para bolsos y carteras.

"Prefiero la sobriedad, bellos colores, bellos cortes y bellas materias", explicó.La primera colección para Thierry Mugler de Nicola Formichetti

También fue el día de la firma Ehud y de la primera colección para Thierry Mugler de Nicola Formichetti, de 33 años, cuyo arte aprecian de manera especial la cantante pop Lady Gaga y la cadena japonesa de moda Uniqlo, para la que también trabaja.

A medio camino entre Oriente y Occidente, Formichetti, de ascendencia italiana y japonesa, cuyo universo estético se recita entre la moda popular y accesible a la más provocadora, sucedió al frente de la dirección artística de la firma a la española Rosemary Rodríguez, antigua colaboradora de Paco Rabanne.

A partir de mañana y hasta el domingo próximo llegarán las más importantes marcas del mercado, como Dior, Gaultier, Vuitton, Hermès o Lanvin, y también otras menos conocidas, pero con el suficiente poderío como para aspirar a triunfar en uno de los ejes capitales de la moda internacional.

Lo harán por decenas hasta completar en cinco días el medio centenar de desfiles dentro del calendario oficial de la Federación Francesa de la Costura.

Algunas firmas claves son japonesas, como Yohji Yamamoto, Issey Miyake, Comme des Garçons Homme Plus o Miharayasuhiro; otras surcoreanas, como Wooyoungmi y Songzio.

Entre las novedades de la semana figura el debut sobre las pasarelas, el próximo domingo, de Arnys, histórica firma de la Rive Gauche (la orilla izquierda del Sena), donde suelen vestirse grandes modistos, artistas y políticos.

Terminada la temporada masculina del invierno que viene, sin transición, llegará a París la alta costura femenina del próximo verano.

Con ella volverán a subir a las pasarelas algunos de los nombres más deslumbrantes de la moda, como Dior, Gaultier y Hermès.

Será también el momento de disfrutar de otros gigantes del lujo que no presentaron colecciones para hombre, como Chanel.

Sin duda, como es ya tradición, el modisto alemán Karl Lagerfeld aprovechará la ocasión para incluir en esa pasarela de ultralujo un número reducido de modelos masculinos a juego con el resto de su colección.

Cada vez más abreviado, el exigente territorio de la alta costura, integrado en la actualidad por una veintena de firmas, entre miembros de la Cámara "ad hoc", invitados o corresponsales, revelará sus tendencias del 24 al 27 de enero.

La última jornada estará dedicada exclusivamente a la alta joyería, en la que de nuevo las ideas de Dior y Chanel darán que hablar.

Etiquetas