Despliega el menú
Sociedad

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

"No era un número bonito, pero al final ha sido maravilloso"

Centenares de familias bilbilitanas han resultado agraciadas con el segundo premio de la lotería, que llega además en una etapa de dificultades para muchos hogares.

El propietario del bar Rioja, situado junto a la peluquería, riega de champán a varias personas.
"No era un número bonito, pero al final ha sido maravilloso"
J. MACIPE

En la familia de Rubén y de Eva, su mujer, tienen entre 10 y 12 papeletas del segundo premio de Navidad. "Ninguno nos hemos hecho ricos, pero nos ha tocado a todos". Los padres de ambos, sus hermanos y cuñados, sus tíos empezaron a celebrarlo juntos a media mañana y seguían compartiéndolo por la tarde.

Esta familia es amiga del peluquero, y tenían las participaciones desde hace tiempo. "No imaginas que te puede pasar a ti, es la alegría de hoy. Pero mañana, a trabajar", comentaba Eva, de 32 años. Su madre cumplía ayer años y fue quien la llamó y le dio la noticia. Cristina es su otra hija: "Tengo una papeleta y me doy por satisfecha, porque con los tiempos que corren de crisis me siento muy afortunada", contaba. Podrá ser este año espléndida con los regalos de Navidad, pero sobretodo valora tener salud y poderlo vivir en familia.

Rafa, de 31 años, cobrará los 25.000 euros de su participación. "Ha venido por mi hijo que ha nacido hace dos meses", así que será sin duda una Navidad muy especial. Mirela y su marido llegaron a Calatayud desde Rumanía hace nueve años, y hace tres que están al frente del bar Rioja, en la misma acera que la peluquería.

Fue el peluquero quien les llevó la lotería hace dos semanas. "¡Y me ha traído la suerte!", exclamó. El premio, 50.000 euros, lo emplearán en terminar de pagar el piso. Ayer por la mañana abrieron 20 botellas de cava. Moisés Requena, un bilbilitano de 25 años, llamó ayer mismo por la mañana a la inmobiliaria para confirmar que se quedaba con un piso que estaba mirando. Se enteró de su suerte en Ágreda, donde estaba trabajando, y le dijo a su jefe que se venía a Calatayud a celebrarlo. "Con José Luis ha tocado siempre la pedrea -recordaba-. Este no era un número bonito, pero cuando lo han dicho por la radio ha sido maravilloso", bromeaba. Moisés es amigo de José Bueno, que con 30 años y ocho participaciones tapará "descosidos", pero lo primero fue invitar a comer a la familia.

Trabajadores del Ayuntamiento

Frente a la peluquería de José Luis Vicén está el Ayuntamiento bilbilitano, circunstancia que ha hecho que muchos trabajadores municipales estén entre los agraciados. Los miembros del área de Intervención, que cada año ponen un fondo para lotería, se repartirán entre 3.000 y 4.000 euros por cabeza. Uno de los empleados que tiene una estrecha relación con Vicén llevó participaciones a la casa consistorial, y además fue dejando la fortuna en otros departamentos. También él, que prefiere no decir ni quién es ni cuánto le ha tocado, habrá dormido más tranquilo esta pasada noche.

Entre los representantes políticos también hubo al menos un agraciado: Fernando Anglada, concejal de CHA, que aunque desde hace muchos años se corta el pelo con José Luis cobrará una participación que compró su mujer. "Lo más importante es que ha sido un premio muy repartido, que la alegría haya llegado a un montón de casas en este año", comentó.

Es el caso de algunos ex trabajadores de Cisa, la empresa que cerraba este año en el polígono La Charluca. María Antonia García es una de ellas, y depositará una participación. "Son once años de trabajo en el despido de Cisa", señalaba refiriéndose a que cobrará la misma cantidad que la indemnización que percibió.

Etiquetas