Despliega el menú
Sociedad

CONCURSO DE BELENES

Entre belenes, música y exámenes

Jorge Martín Ungría, estudiante de 17 años, ha sido el ganador del certamen organizado por Heraldo Abierto, en el que han participado 130 lectores. Es un gran aficionado a la música y a las manualidades.

Jorge Martín Ungría, el ganador, con el belén tradicional aragonés de HERALDO.
Entre belenes, música y exámenes
ESTHER CASAS

Jorge Martín Ungría, de 17 años, empezó cuando era crío ayudando a su padre a montar el belén y ahora es su padre el que le echa una mano con las instalaciones eléctricas de su nacimiento, que ocupa 20 metros cuadrados y tiene más de 200 figuras.

 

Este zaragozano, estudiante de 2º de Bachillerato en el instituto Félix de Azara y de 5º de saxofón en el Conservatorio, es el ganador del IV Concurso de Belenes Familiares de Heraldo Abierto. El premio ha consistido en una cámara digital y una colección de cincuenta piezas del belén tradicional de HERALDO.

 

La obra de Jorge está instalada en el invernadero de la casa familiar en Muel (Zaragoza). "Todo el belén, excepto las figuras, las he hecho yo con materiales reciclados. Las montañas son sacos de pan apoyadas sobre cajas de cartón. Las casas están realizadas con corcho y con madera de cajas de embalaje. También utilizo cortezas de pino, piedras del río, tierra, hojas y troncos de cipreses y encinas cogidos en los montes que rodean a Muel", explica el ganador.

 

Entre los estudios y la música (estudia en el Conservatorio y toca en varias bandas), Jorge tiene poco tiempo libre. La preparación del belén comienza mucho antes de Navidad. "En verano, cuando tengo más tiempo, hago alguna casita de madera. Después de Pilares, empiezo a montarlo en casa, sobre una plataforma hecha con láminas de parquet recicladas. Lo voy completando los fines de semana. Y este año lo terminé el día 22 de diciembre", cuenta.

 

En esta ocasión, como novedad, ha incorporado un circuito de unas 500 luces y diferentes mecanismos, como una noria y un molino movidos por motores de lavavajillas, o los Reyes Magos que se van acercando al portal gracias a una cadena de bicicleta vieja. Su padre, ebanista, le ayuda con las conexiones. Su madre le acompaña y ha puesto carteles en el pueblo para que quien quiera vaya a visitar su trabajo. Va a dejarlo instalado en Muel hasta finales de enero.

 

Para el próximo año, Jorge quiere ampliar el belén y seguir estudiando. "Voy a intentar hacer Fisioterapia, a ver si me llega la nota. Y quiero entrar en el Conservatorio Superior. La música es lo que más me gusta. Y las manualidades son un hobby", apunta.

Etiquetas