Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ESTUDIO DE LA CONSULTORA DELOITTE

En Navidad, menos gasto pero más racional

Los españoles gastaremos menos esta Navidad, 655 euros de media por hogar, frente a los 735 del año pasado, aunque el gasto, por imperativo de la crisis económica, será más racional, ya que buscaremos regalos "útiles, económicos e innovadores".

Son conclusiones de un estudio de la consultora Deloitte, que un año más, el sexto en el caso de España, ha indagado en cómo se comportará el consumo navideño en diecinueve países europeos.

Según el estudio, el gasto en regalos será ligeramente inferior al del año pasado -380 euros de media, frente a los 415 de 2009-, pero considerablemente menor en comida y ocio, donde los niveles no alcanzarán ni los de 2007.

Mientras que ese año, cuando la crisis aún no se había manifestado en toda su crudeza, los españoles gastaron en comida una media por hogar de 374 euros, este año será de 180. En ocio el gasto será de 95 euros, frente a los 194 de las Navidades de 2007.

"El consumidor español cada vez quiere más por menos", ha destacado en la presentación del informe la responsable de su elaboración en España, Victoria Larroy, para quien, incluso superada la crisis, "las cosas no volverán a ser igual" que cuando la economía era más boyante. "Se están produciendo cambios estructurales en el hábito de consumo", ha dicho.

A pesar de todo, advierten los autores del informe: "seguimos siendo uno de los países europeos con el presupuesto navideño más alto", este año por detrás de Luxemburgo, Irlanda, Suiza y Reino Unido. El pasado, España ocupaba el tercer puesto en el ránking de más gastadores.

Aunque el sentir generalizado ante la situación económica sigue siendo de pesimismo -el 57% de los españoles cree que la economía está en recesión-, este sentimiento, según los autores del informe, se ha atenuado, ya que en 2008 eran el 90% los que opinaban que el panorama era sombrío y en 2009 el 73%.

Sobre la evolución para 2011, el 44% cree que la situación económica empeorará, el 27% confía en que se mantendrá estable y un 21%, los más optimistas, sobre todo jóvenes y consumidores con mayores niveles de renta, está convencido que mejorará.

El estudio confirma que hay una mayoría de españoles que ven su situación laboral menos segura que el año pasado, como también son muchos los que creen que su economía doméstica no mejorará en 2011. El 46% cree que se mantendrá estable y el 29% -cinco puntos más que el año pasado- que empeorará. A pesar de todo, se empieza a tener la sensación de que ya se ha tocado fondo, se asegura en el informe.

Este contexto de "cierto" pesimismo económico no resulta óptimo "para el consumo" y menos en las próximas Navidades, momento en el que muchas empresas, grandes, pequeñas y medianas, "se juegan el resultado del año", ha afirmado Juan José Roque, ejecutivo de Deloitte.

Por todo ello, el consumidor español optará estas Navidades por regalos útiles y más baratos, incluso rebajados, además de reducir la lista de personas a las que sorprender con un obsequio.

Aunque en las cartas a Papá Noel o a los Reyes Magos, los regalos más deseados por los adultos son la ropa, los zapatos, los viajes y los libros, la realidad es que los viajes suelen ser sustituidos por cosméticos y perfumes, la segunda opción más regalada y, según el estudio, los productos que triunfarán, un año más, en las Navidades que se aproximan.

El 52% de los adultos comprará juegos educativos para los niños, más que en años anteriores -otra consecuencia de la crisis-, mientras que la ropa, los videojuegos y los libros serán las mejores opciones para los adolescentes.

Este año, los españoles echarán mano de la tarjeta de crédito para pagar sus compras navideñas -el 52% la usarán igual que el año pasado y el 25% menos-, si bien el pago en efectivo, "a toca teja", sigue siendo el método preferido, ya que, recalca el informe, son muchos todavía los que prefieren ahorrar durante al año para los extras de Navidad.

Los autores del estudio aseguran que, tanto españoles como el resto de europeos, y como consecuencia de la crisis, "se están alejando de las compras impulsivas", convenciéndose de que es preferible regalar cosas útiles y más baratas.

Del análisis de los hábitos de consumo se desprende que, aunque lejos todavía de los niveles de otros países europeos, Internet se ha convertido en una herramienta "clave" en la búsqueda de ideas para regalo, y para encontrar los mejores precios, además de propiciar un mercado de segunda mano cada vez más pujante.

El 17% de los españoles, se asegura, utilizarán Internet esta Navidad para comprar sus regalos, siete puntos más que el año pasado, si bien "ver y tocar" sigue siendo importante para un porcentaje elevado.

Etiquetas