Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ESPACIO

El trasbordador Atlantis viajará hasta el telescopio Hubble para darle nueva vida

El telescopio espacial Hubble de la NASA será reforzado y reparado en octubre con la esperanza de que continúe aportando la información que ha revolucionado el conocimiento del hombre sobre el Universo.

Esa tarea, que estará a cargo del Atlantis en la misión STS-125 de los transbordadores, dejará al primer observatorio astronómico en el espacio listo para otros cinco años, o más, de investigaciones, anunció la NASA.

Será la quinta y última visita que reciba el observatorio, que fue puesto en una órbita por el transbordador Discovery a casi 500 kilómetros de la superficie terrestre hace 18 años. Desde entonces ha girado más de 97.000 veces en torno al planeta y proporcionado una visión de las estrellas que hasta ese momento no había sido posible debido a la distorsión atmosférica de la Tierra.

Pese a los fallos de sus giroscopios y en las lentes de sus telescopios, el Hubble ha resuelto viejos misterios de la astronomía con imágenes que han asombrado e inspirado al mundo, según un comunicado de la NASA.

Viaje universal

"Hemos visto un objeto que emitió sus luces hace unos 13.000 millones de años y cómo la edad del Universo es de unos 13.700 millones de años, eso sería su infancia, su sala de cunas", manifiesta Dave Leckrone, uno de los científicos encargados de las operaciones del observatorio en la NASA. "Desde los puntos más cercanos a los más lejanos, aquellos que nunca se habían visto antes, hemos llevado al ciudadano de a pie en un viaje por todo el Universo", señala.

Esos avances gigantescos de la astronomía logrados por el Hubble aumentarán cuando el Atlantis, con una tripulación de siete astronautas, repare y mejore la mayor parte de sus equipos en una misión de 11 días que incluirá cinco caminatas espaciales, según la NASA.

Los astronautas instalarán en el Hubble el Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos que examinará la luz emitida por cuásares distantes para determinar los cambios que sufre la luz al cruzar los gases de galaxias distantes.

También agregará a los equipos en operaciones una nueva cámara de fotografías panorámicas (WFC3) que transmitirá imágenes extremadamente claras en toda la gama de colores.

En las longitudes de onda ultravioleta e infrarroja la WFC3 representa un enorme avance sobre todas las demás cámaras del Hubble y ofrecerá la posibilidad de unir imágenes incomparables, señaló Leckrone.

Los astronautas del Atlantis instalarán además nuevos giroscopios para ayudar en la estabilización del telescopio, así como baterías y "mantas" termales que ayudarán al observatorio a reducir el daño causado en su estructura por los enormes cambios de temperatura en el espacio.

"Como astronauta y como astrónomo la oportunidad de volver al Hubble es algo más que un sueño hecho realidad", indicó John Grunsfeld, que será uno de los que saldrá al espacio para llevar a cabo las tareas de mantenimiento en el observatorio.

Trabajos de precisión

Pero éstas serán diferentes a las que se realizan en la construcción de la Estación Espacial Internacional (EEI), que ya se han hecho rutinarias. "Serán una cirugía de cerebro más que una construcción", según Tony Ceccacci, director de vuelos de la NASA.

"En las caminatas de la EEI, se instalan grandes piezas de equipo, como vigas, módulos. No se puede hacer eso en el Hubble, donde las caminatas se comparan con estar de pie en una mesa de operaciones, haciendo un trabajo que exige mucha destreza", agregó.

Como ejemplo, Ceccacci señala la reparación del espectrógrafo del Hubble, que exigirá sacar más de 100 tornillos para extraer una tarjeta informática y sustituirla.

Además, los astronautas no contarán con la cercanía de la estación espacial y tendrán que permanecer confinados en la estrechez del transbordador durante 11 días.

Sin embargo, las autoridades de la NASA consideran que la misión será una buena experiencia para el futuro de la exploración espacial. "Es un paso que debemos dar para mejorar e ir a otros lugares como Marte", señala Scott Altman, que será el comandante de la misión.

Etiquetas