Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

El secretario de Estado de Investigación augura una mejora "significativa" del PIB en I+D

España dedica al sistema de ciencia, tecnología e innovación un 1,2 por ciento de su Producto Interior Bruto, según los últimos datos oficiales de 2006, lejos aún de la media comunitaria, un punto superior. Sin embargo, el Gobierno confía en que el esfuerzo inversor realizado en los últimos cuatro años se deje notar en las cifras del ejercicio 2007, que debiera registrar una mejora "significativa" en el porcentaje de la riqueza nacional destinada a generar conocimiento y aplicarlo a la creación de más prosperidad.

El secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez Alonso, no cuantificó esa mejora en el porcentaje del PIB pero dejó entrever un aumento quizá superior a dos décimas, que acercaría a España hacia el objetivo del 2 por ciento marcado por el presidente Rodríguez Zapatero para el año 2010.

"Los datos de 2007 van a ser mucho mejores porque se notarán los efectos de la puesta en marcha del programa INGENIO 2010 y otras actuaciones del Gobierno", señaló el número dos del Ministerio de Ciencia e Innovación. En su primera comparecencia parlamentaria, Martínez Alonso detalló los planes de su departamento para consolidar la I+D+i española y convertirla en el eje de "un nuevo modelo productivo" basado en la competitividad científica y tecnológica. El objetivo es "situar a España entre los ocho países más avanzados del mundo en ciencia y tecnología".

La llave será la nueva Ley de la Ciencia, llamada a sustituir a la de 1986. Un grupo de trabajo formado por 22 expertos trabaja ya en un primer borrador del proyecto, en cuya elaboración tendrán voz -dijo- todos los agentes implicados, de forma especial las comunidades autónomas. La ley incluirá un nuevo marco fiscal para animar a la empresa privada a contribuir al despegue del sistema español de I+D+i e incrementar su participación, anclada aún en un 52 por ciento, muy por debajo de la de otros países del entorno europeo.

Martínez Alonso admitió que la crisis económica hará mella en el capítulo de ciencia e innovación de los Presupuestos para 2009.

La inversión crecerá pero "no al ritmo de los últimos años".

Desencuentros

El secretario de Estado dio por "resueltas" las desavenencias entre su departamento y el Ministerio de Industria por el control de la representación española ante el Consejo de delegados de los países miembros de la Agencia Espacial Europea (ESA), reunido este martes en París. Al final el Gobierno ha enviado una representación mixta, con presencia de cargos de Industria y de Ciencia e Innovación, "para aprovechar las sinergias y conocimientos de ambos departamentos", explicó.

"A veces se magnifican estos pequeños desencuentros, pero lo que ha surgido es una colaboración dentro del Gobierno", fruto de la cual es la delegación mixta que representará a España ante la ESA con carácter fijo. Martínez Alonso envió un mensaje de tranquilidad al sector aeroespacial español, inquieto por el pulso competencial entre Industria y el MICINN. Las diferencias "están resueltas" y lo que queda al final de este encontronazo, que empañaba la imagen de España ante la ESA y la posibilidad de participar en proyectos y captar fondos, es "el enriquecimiento mutuo del saber de ambos ministerios", apostilló.

Etiquetas