Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

EL DISCURSO

El Príncipe apela a la ética y la moderación ante la crisis

La situación económica ocupa una parte destacada del discurso de don Felipe en el Teatro Campoamor.

El Príncipe de Asturias dijo ayer que la selección española "nos hizo sentir la emoción y el orgullo de ser españoles", además de la gallardía de "pertenecer a una gran Nación". Apeló al espíritu de la Transición, cuando "nos enseñaron a los más jóvenes el modo de superar la crisis" y dijo que ahora tenemos que demostrar que "no solo aprendimos aquella gran lección de responsabilidad nacional, sino que podemos volver a ser ejemplo de capacidad, superación y grandeza".

En su discurso de clausura de la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, celebrada en el teatro Campoamor de Oviedo, instó a las generaciones más jóvenes a "renovar comportamientos y cambiar actitudes" para superar estos "tiempos de crisis que nos obligan también a redefinir proyectos y modos de vida".

La crisis ocupó una parte destacada en el discurso del Heredero. Recordó que "España se ha demostrado a sí misma en muchas ocasiones a lo largo de la historia, con la admiración de todos, que sabe superar los momentos más críticos". Añadió que "ahora ha de volver a hacerlo, afrontando las causas y las consecuencias de un proceso que está afectando gravemente a su economía y bienestar".

Don Felipe indicó que nuestro país "deberá hacerlo confiando en su talento y su fortaleza, con fe en nuestra capacidad de superación".

Hizo un llamamiento a "construir así, con ilusión, una economía más competitiva y eficiente, que no rehúya el riesgo de emprender e innovar, ágil para adaptarse a los acelerados cambios que vivimos y que sea capaz de generar empleo".

Además, explicó que el camino consiste en "fortalecer esas convicciones y aprovechar esta hora para encauzar más eficazmente todas nuestras capacidades".

La referencia a la transición democrática llegó en el último párrafo de su discurso, cuando apeló a las generaciones de nuestros mayores y echó mano de una cita de Ortega y Gasset diciendo que "solo es posible avanzar cuando se mira lejos y solo cabe progresar cuando se piensa en grande".

Para lograr esos objetivos, según don Felipe, hay que "fortalecer nuestras instituciones, porque a través de ellas se pueden y deben articular las soluciones que esperan los ciudadanos", pero también invitó a "buscar la moderación donde haya habido excesos, ética donde haya habido abusos".

Las palabras de don Felipe se produjeron en la XXX edición de un acto en el participó por primera vez siendo aún un niño. Ayer, en plena madurez y acompañado por su esposa, la princesa doña Letizia, tuvo palabras de especial afecto para el artífice de la fundación, convertido en el principal elemento que articula la presencia pública del Heredero de la Corona.

Etiquetas