Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

GRIPE A

El presidente del Consejo de Colegios de Médicos denuncia que "el miedo a la gripe A es la verdadera epidemia"

"No hay razón para vacunarse más este año que otros. La gripe común de años pasados y de década recientes ha sido muchísimo más grave y muchísimo más mortal. Debemos vivir la situación con normalidad. Estamos ante una gripe, que se apellida A, pero que es gripe y estamos convirtiendo en una verdadera epidemia de miedo que promueve respuestas exageradas". Lo denuncia el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín, que se alineó con sus colegas de la Organización Médica Colegial para denunciar una "alarma y angustia exageradas" en torno a la pandemia de gripe A. Piden los médicos que se imponga la calma y aseguran que las medidas que se ha tomado desde la Administración "son las correctas".

Sabe el doctor Rodríguez Sendín que el miedo crece en progresión geométrica. "Si alimentamos la epidemia de miedo crecen las respuestas exageradas. Y es normal que, cuando se plantean las cosas así, el miedo crezca como una bola de nieve" sostiene. "Las epidemias de miedo siempre se crean con algún interés -económico por lo general, a veces político- pero en el caso de la gripe la única manera de combatirlo es la normalidad" apuntó. "Debemos hacer lo que hemos hecho siempre y lo que sabemos hacer, de ahí medidas de sentido común como evitar el beso y tocarnos al saludarnos y extremar la higiene. Siempre habrá quien se aproveche del miedo y de que se agrande la enfermedad de forma fantasmal para vendernos mascarillas y jabones especiales por intereses no exclusivamente sanitarios" denuncia el médico que apuesta por el sentido común: "basta con usar el jabón de siempre para un lavado más concienzudo o alcohol rebajado con agua".

"No debemos olvidar que tenemos entre un 10 y un 13% de población hipocondríaca que no puede evitar esa reacción de temor y un porcentaje importante de enfermos crónicos a los que les han dicho que tiene un riesgo especial de morir. Y no es cierto" aseguró Rodríguez Sendín. "Hay que dar datos reales y decir que, con los que tenemos hasta ahora, la mortalidad y la gravedad de los casos que se han complicado y la experiencia del invierno austral permiten asegurar que la gripe será probablemente bastante más llevadera, bastante más leve y con una mortalidad menor que la gripe estacional a la que estamos acostumbrados" tranquilizó Rodríguez Sendín.

"El miedo es el temor a algo desconocido que genera muchísimo sufrimiento y que, cuando se instala de forma colectiva, los médicos lo llevamos muy mal, dado que no sabemos muy bien qué hacer. Intentamos apagarlo a cubitos y siempre hay gente empeñada en echarle gasolina" dice este facultativo para quien las actuaciones adoptadas desde las administraciones central y autonómicas "son, ni más ni menos, las que corresponden". Apela, con todo, a la cautela "ya que asegurar en medicina es siempre imposible". "Las medidas de salud pública son siempre dinámicas y se pueden alterar sobre la marcha. No se puede asegurar qué va a ocurrir de cero al cien y entre el blanco y el negro siempre hay grises" admite.

Vacunas y consultas

Recordó que "la vacuna está en fase experimental" y que "le quedan dos meses, que parece poco tiempo, pero es un mundo. Son, además, vacunas con las que se tiene mucha experiencia, ya que todo los años los virus mutan y se hacen vacunas nuevas". "La vacuna no es definitiva. Tiene una eficacia parcial. Habrá siempre un porcentaje de población que aunque se aplique tendrá un efecto relativo. Todo son medidas complementarias como hemos hecho siempre".

"Todos tenemos riesgo de contraer la gripe. El debate no está en ampliar o señalar nuevos grupos de riesgo. Los señalados como 'diana' o de riesgo son los que tienen un plus añadido de peligrosidad para su vida y su salud y se les debe vacunar primero. Es un simple problema de poner orden" planteó.

Tampoco cree el doctor Rodríguez Sendín que su colegas se vean desbordados. "La gripe A, como toda las gripes, la atenderán y padecerán los médicos de atención primaria. El 95% de los casos no necesitará ninguna atención especial y muchos de ellos ni llegarán a la consulta porque pasarán desapercibidos y le echarán la culpa a cuestiones diversas, como una mala digestión".

"Los datos y la vivencia que tenemos acumulada -en mi caso 32 años de atención de gripe todos los inviernos- y no la imaginación ni la fantasía que nos permite novelar y que es un género distinto al ejercicio de la medicina, nos dice que no tenemos de qué preocuparnos y suponer graves problemas con los profesionales". "No es verdad que no tengamos especialistas. En los meses de verano o en las vacaciones de Semana Santa el 40 ó el 50% de la profesión se va de vacaciones y no pasa nada", concluyó.

Etiquetas