Despliega el menú
Sociedad

ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA

El pie izquierdo para pisar la Luna

El viaje a la Luna transcurre con normalidad en su segundo día. Las mujeres de los astronautas aparecen risueñas en un fotograbado de la portada de HERALDO DE ARAGÓN el 18 de julio de 1976. Así de sonrientes se quedaron tras ver la retransmisión televisada, durante 16 minutos y medio y en color, que realizaron sus maridos desde 110.000 kilómetros de distancia de la Tierra. La tecnología les permitió comunicarse con el puesto de control, donde se grabó la conversación en vídeo y luego se reprodujo. Los astronautas contaron cómo se veía nuestro planeta desde esa distancia: "Aparecía como un globo con colores blanco, azul y verde, en el que eran claramente visibles los Estados Unidos".

Mientras Neil Amstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, los astronautas a bordo del Apolo XI, dormían por primera vez en la nave; el resto del mundo permanecía despierto. Pues en este día de hace 40 años el viaje lunar llegaba a su ecuador y casi todo funcionaba correctamente. Las tres incidencias registradas no fueron consideradas graves. Incluso quedaba tiempo para bromas. De hecho, el comandante Armstrong comentó con el control el café del espacio: "Es mejor que el que te sirven en muchos 'coffee-shop".

Dentro del periódico, la página 17 mostraba los detalles sobre el viaje lunar y todo lo que rodeaba tal acontecimiento histórico. La crónica de aquel día del redactor jefe y enviado especial a Cabo Kennedy, Armando Fernández-Xesta, comparaba el peso de la Apolo XI con el de la carabela de Colón 'La Niña' y aportaba detalles de la vida a bordo de la nave. "Sus comidas han sido sencillas, a base de jamón, carne de buey, melocotones secos, zumos de fruta, pastelillos de azúcar y café", contaba Fernández-Xesta. Gracias al cronista, los aragoneses pudieron saber que de los tres hombres era Armstrong el que acaparaba más popularidad, y que iba a ser el primero que desembarcase en la Luna, como ocurrió. La NASA había decidido que lo hiciera con el pie izquierdo. "Vaya usted a saber por qué", comentaba en un inciso el enviado especial.

Etiquetas