Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

¡TOME NOTA!

El penúltimo timo del móvil

Miles de usuarios de teléfonos celulares, víctimas de una estafa mediante intrigantes mensajes SMS y a través de las líneas 905

«Una persona quiere contactar contigo y te ha dejado un mensaje de voz. Para escucharlo llama ahora al 905 545026». Si este mensaje ha llegado a su móvil, la curiosidad le ha podido y ha contestado a la llamada, se habrá convertido en uno de los miles de usuarios de telefonía móvil víctimas de la penúltima estafa ingeniada por unos desaprensivos que se aprovechan de un vacío legal. Su cuenta corriente no quedará tiritando, ya que «los malos» le habrán «birlado» algo menos de cuatro euros. Pero si multiplica esta cantidad por el número de víctimas potenciales, se hará una idea del alcance de este timo celular y en cadena, cuya proliferación denuncian estos días organizaciones de consumidores y usuarios. Una estafa que, por su magro coste para la víctima, apenas está generando denuncias de particulares.

El timo supondrá un coste de 3,74 euros a cada usuario que caiga en el engaño, según FACUA-Consumidores en Acción, una de las instancias que alerta sobre este fraude mediante el envío masivo de mensajes SMS en los que se insta a los usuarios a llamar a un teléfono 905. Unas líneas concebidas originalmente para encuestas o sondeos pero que son utilizadas con descaro para concursos televisivos y para estas prácticas fraudulentas.

Los usuarios y potenciales estafados reciben en su móvil un SMS con el texto «Tienes un mensaje de voz, una persona quiere contactar contigo y te ha dejado un mensaje de voz. Para escucharlo llama ahora al 905 545026». Cuando se lllame a ese teléfono, una voz indicará que el coste de la llamada es de hasta 1,87 euros y reclamará al incauto a que haga una nueva llamada a otro 905. En este segundo número, una nueva locución le invitará a dejar un mensaje a la supuesta persona que trata de localizarlo. «Si ella quiere se volverá a poner en contacto» escuchará. Para entonces la estafa esta consumada y proporcionará a sus autores hasta 3,74 euros por cada víctima.

La locución que se escucha al llamar al 905 al que remite el SMS intriga aún más al incauto usuario: «Servicios de ocio y entretenimiento prestados por Jorge Augusto Silva Muñiz». No es más que es una treta que da apariencia de legalidad a la estafa, ya que la normativa obliga a identificar a la empresa que presta este tipo de servicio". Tras un pitido, se escuchará una sugerente voz femenina que invita a realizar otra llamada. «Una persona te ha enviado un mensaje de voz y quiere que lo escuches.

Si quieres contestarle tienes que llamar al 905 545022 y dejarle tu mensaje para que lo escuche y se ponga en contacto contigo. El mensaje que te ha enviado es el siguiente: 'Hola, te envío este mensaje porque quiero conocerte mejor y creo que me gustas. Seguro que sabes quién soy. Por favor, si te interesa hablar conmigo deja tu mensaje y forma de contacto en el servicio. Espero tu llamada'.

Recuerda que si quieres contestar a esta persona y que se ponga en contacto contigo, tienes que llamar al 905 545022. Recuerda: 905 545022».

Controles y carencia normativa

 

FACUA ha denunciado este "timo celular" ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) del Ministerio de Industria y el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Demanda tanto al Gobierno central como a las Comunidades Autónomas «la puesta en marcha controles sobre los teléfonos con prefijo 905 para acabar con los abusos y fraudes que se cometen a través de ellos».

Pide además a la Setsi «que acabe con la carencia normativa en relación a los 905, prefijo creado para la realización de encuestas pero utilizado en los últimos años fundamentalmente para concursos de televisión». Unos abusos que proliferan en unas televisiones que han encontrado una mina utilizando estos teléfonos en lugar de utilizar los 806, con un aregulacion más estricta.

Al no estar reconocidos como líneas de tarificación adicional, los responsables de los 905 pueden eludir las obligaciones de información a las que sí están sometidos los prefijos 803, 806, 807 y 907 -a través de la Resolución de 15 de septiembre de 2004 de la Setsi- y, desde enero de este año, los servicios a través de mensajes de móviles -Orden ITC/308/2008, de 31 de enero-.

El Ministerio de Industria anunció a finales del año pasado que incluiría los 905 entre los teléfonos de tarificación adicional, lo que obligará a los titulares de estas líneas a informar del precio de la llamada, a no alargarlas innecesariamente y a identificar al responsable de la publicidad.

Etiquetas