Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

El Pontífice expresa su preocupación por los jóvenes desempleados

Benedicto XVI mostró su satisfacción por visitar por tercera vez España y dijo que la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es «una cascada de luz y muestra el coraje de ser creyentes».

El papa Benedicto XVI expresó su preocupación por los jóvenes desempleados y dijo «que la crisis económica actual es también una crisis de ética y sin ella la economía no puede funcionar y el hombre tiene que ser el centro de la economía y no al revés».

Benedicto XVI mostró su satisfacción por visitar por tercera vez España y dijo que la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es «una cascada de luz y muestra el coraje de ser creyentes».

Volando hacia Madrid, donde presidirá la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, Ratzinger demostró estar muy contento por viajar a España y dijo que las JMJ son «un gran don del beato Juan Pablo II».

Las jornadas suponen «una cascada de luz y una visibilidad de la presencia de Dios en el mundo y que es bonito vivir esta experiencia personal de la que nace amistades y se crea una red universal de amigos y solidaridad», afirmó.

El Papa se refirió a la crisis económica mundial y a los problemas sociales que han surgido en muchos países y a este respeto señaló que la crisis actual demuestra que «también tiene una vertiente ética».

«Se dice que la economía no funciona debido a las reglas del mercado, pero no es así. La economía necesita una razón ética para funcionar. El hombre debe de ser el centro de la economía y esta no se debe ver solo bajo el perfil del beneficio sino que tiene que ser en interés del hombre», dijo

Añadió que «la economía sólo funciona bien si lo hace en un modo humano y en el respeto de los otros. Sin la dimensión ética la economía no funciona».

Sobre los jóvenes, dijo que su principal problema es su futuro y que la doctrina social de la Iglesia está en contra del beneficio a toda costa y a favor de la dimensión humanista y que es una equivocación el que los jóvenes se encuentren sin trabajo y sin perspectiva de futuro.

El papa afirmó que «la verdad, es decir Cristo, sólo se puede desarrollar en la libertad y no se pude imponer con la violencia».

«Libertad y verdad van unidas», subrayó el papa, quien abogó por el diálogo entre los hombres y pueblos y la búsqueda y el respeto de la dignidad del hombre.

Cuando el avión del papa entró en el espacio aéreo español, dos cazas F18 del Ejercito de España le escoltaron hasta Madrid.

Etiquetas