Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

IGLESIA

El Papa condena el revisionismo sobre el holocausto

Benedicto XVI salió al paso de las duras críticas por destacados rabinos por las declaraciones del prelado tradicionalista Richaard Williamson, al que acaba de revocar la excomunión y quien aseguró que "no existieron las cámaras de gas" y que sólo unos 300.000 judíos "y no seis millones" murieron en los campos de concentración nazis, "pero ninguno gaseado".

El papa Benedicto XVI
El Papa condena el revisionismo sobre el holocausto
EFE

El papa Benedicto XVI condenó el revisionismo sobre el holocausto y afirmó que la Shoah debe servir a todos como "advertencia contra el olvido, la negación y el reduccionismo". Ante varios miles de fieles que asistieron en el Aula Pablo VI a la audiencia pública de los miércoles, el Papa condenó de nuevo "la matanza de millones de judíos, víctimas inocentes de un ciego odio racial y religioso".

Benedicto XVI salió así al paso de las duras críticas hechas estos días por destacados rabinos a la Iglesia Católica e incluso a su persona por las declaraciones del prelado tradicionalista Richaard Williamson, al que acaba de revocar la excomunión y quien aseguró que "no existieron las cámaras de gas" y que sólo unos 300.000 judíos "y no seis millones" murieron en los campos de concentración nazis, "pero ninguno gaseado".

"En estos días en los que recordamos a Shoah (holocausto) me vuelve a la memoria las imágenes recogidas en las diferentes visitas a Auschwitz, uno de los lugares en los que se consumó la feroz matanza de millones de judíos, víctimas inocentes de un ciego odio racial y religioso" afirmó el Pontífice.

El Obispo de Roma reiteró "con afecto" su "plena e indiscutible solidaridad" con los judíos y auspició "que la memoria de la Shoah induzca a la humanidad a reflexionar sobre la imprevisible potencia del mal cuando conquista el corazón del hombre".

"La Shoah debe ser para todos una advertencia contra el olvido, la negación o el reduccionismo, ya que la violencia hecha contra un solo hombre es violencia contra todos", subrayó.

Benedicto XVI auspició que el holocausto enseño a las viejas y nuevas generaciones que "sólo el fatigoso camino" de la escucha y del diálogo, del amor y del perdón conducen a los pueblos, las culturas y las religiones del mundo a la deseada meta de la hermandad y de la paz".

"Que nunca más la violencia humille la dignidad del hombre", concluyó el Papa.

Tras las palabras del Pontífice, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, abogó para que no se interrumpa el diálogo entre el Vaticano y el Gran Rabinato de Jerusalén, que según fuentes israelíes tiene previsto suspender dicho organismo judío.

Lombardi dijo que las palabras del Papa en diferentes ocasiones sobre la Shoah, entre ellas las pronunciadas hoy, "deberían ser más que suficientes para responder a las expectativas de quien expresa dudas sobre la posición del Pontífice y de la Iglesia Católica sobre el argumento".

Etiquetas