Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

PIZARRA DIGITAL

El ordenador personal en las aulas mejora las notas de casi el 28% de los alumnos aragoneses

Un estudio elaborado por un equipo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) pone de manifiesto que la introducción de los ordenadores en las clases mejora las competencias de los estudiantes en materia de nuevas tecnologías, sociedad del conocimiento o comprensión lectora.

Unos niños manejan sus pizarras digitales en el colegio zaragozano
El ordenador personal en las aulas mejora las notas de casi el 28% de los alumnos aragoneses
EFE

El 27,6% de los alumnos aragoneses afirma que sus notas escolares mejoran con la utilización del ordenador personal en las aulas, una valoración que es mayor entre los chicos, los inmigrantes y los que tienen padres con niveles de estudios más bajos.

Esta es una de las conclusiones del informe de 'Evaluación del Programa Pizarra Digital en Aragón', elaborado por un equipo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en el que se pone de manifiesto que la introducción de los ordenadores en las clases mejora competencias de los estudiantes propias de las nuevas tecnologías, pero también de la sociedad del conocimiento y básicas, como comprensión lectora o expresión oral.

El estudio, que ha sido presentado en el colegio Josefa Amar y Borbón de Zaragoza, con la asistencia de la consejera de Educación, María Victoria Broto, tenía como objetivo evaluar el impacto de las "pizarras digitales", una iniciativa pionera puesta en marcha por el Gobierno de Aragón en 2005, entre los alumnos de quinto y sexto de Primaria, su centro escolar, sus profesores y sus familias.

Han participado en el mismo 131 centros escolares públicos, 124 directores, 714 profesores, 5.504 alumnos y 4.801 familias, de las tres provincias aragonesas, mediante encuestas o foros de debate, durante año y medio y el curso 2008/09 .

Su coordinador, el catedrático Ferrán Ferrer, del Grupo de Análisis de Políticas Educativas y Formación de la UAB, ha desgranado los principales datos del informe definitivo, ya que en junio de 2009 se había presentado un avance, entre los que destacan que casi una cuarta parte del alumnado considera que sus notas han mejorado con el uso de los tablet, mientras que el 70,5 por ciento cree que sus resultados son más o menos iguales y el 1,9 por ciento, que han empeorado.

Sin embargo, son más los chicos los que piensan que han mejorado sus notas que las chicas, un 29,6 por ciento frente a un 25,1 por ciento, y el alumnado nacido fuera de España que el del país, con un 37,6 por ciento y un 25,2 por ciento respectivamente, así como los que tienen padres con niveles de estudios más bajos.

Además, ha dicho Ferrer, los profesores opinan que las competencias que más se potencian son las vinculadas con las nuevas tecnologías, como el manejo de las TIC o la búsqueda de información, pero también otras propias de la sociedad del conocimiento, entre ellas el trabajo en equipo, la creatividad y la autonomía personal.

Las competencias clásicas, como expresión o comprensión lectora, de gran importancia para aprendizajes posteriores, también se refuerzan con el uso de los ordenadores personales, que contribuyen a que los futuros ciudadanos sean "alfabetos digitales", ha señalado.

En general, ha resumido Ferrer, el programa "pizarra digital" recibe un apoyo amplio de la comunidad educativa, mejora el entorno del aprendizaje, refuerza el prestigio del profesorado y tiene un impacto positivo sobre los alumnos que provienen de entornos menos favorecidos, por lo que la valoración global es "altamente satisfactoria" a pesar que algunos elementos son mejorables.

Así, ha apostado porque el Gobierno de Aragón, que ha hecho un "avance muy significativo y relevante" en la introducción de las nuevas tecnologías como herramienta educativa para los alumnos de quinto y sexto de Primaria, generalice esta iniciativa y la incorpore a Secundaria, aunque ha reconocido que se pueden presentar más dificultades.

También ha señalado que otros retos del Ejecutivo autonómico son que las escuelas incorporen los tablets "más como proyecto de centro que como opción individual del profesorado" y trabajar en la posibilidad de un cambio metodológico más profundo en las escuelas aragonesas.

La consejera ha insistido en que las nuevas tecnologías no sólo mejoran las competencias evidentemente tecnológicas sino también otras de la sociedad del conocimiento, como el trabajar en grupo, y de las más clásicas, como lenguaje y matemáticas, además de la formación de sus valores, y ha señalado que uno de sus retos es la continuidad en Secundaria, aunque la principal dificultad es la organización de los centros y el mayor número de alumnos.

Tras señalar que la evaluación presentada hoy "nos da seguridad a todos", y que es necesaria para dar cuenta a la sociedad de las inversiones realizadas en nuevas tecnologías en Aragón, ha dicho que los profesores perciben una mayor calidad y equidad del sistema, con la desaparición de las desigualdades de género y entre clases más desfavorecidas, y disminuye la conflictividad en las aulas al estar más motivados los alumnos.

El programa Pizarra Digital esta implantado en el 95 por ciento de los colegios públicos de Primaria y el 26 por ciento de los concertados, en total en 255 centros de 539 localidades, y llega a 3.164 profesores y 13.677 alumnos.

Además, desde 2007 en el 14 por ciento de los institutos se experimenta con tablets o pizarras digitales interactivas y este curso 2009/10 se ha comenzado la implantación del programa Escuela 2.0 del Ministerio de Educación, para completar y dar continuidad al programa aragonés en Secundaria.

Etiquetas