Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SEXUALIDAD

El 40% de los españoles ha mantenido al menos una relación sexual de riesgo

El presidente de la Fundación Española de Contracepción, Ezequiel Pérez Campos, solicitó al Gobierno una educación sexual impartida por profesionales, la gratuidad de los métodos anticonceptivos y que la anticoncepción de urgencia no requiera prescripción médica.

El uso de métodos anticonceptivos en España es un hecho ampliamente extendido y ocho de cada diez personas asegura utilizarlos. Sin embargo, el 40 por ciento reconoce haberse expuesto en alguna ocasión a una relación sexual de riesgo, principalmente ocasionada por la despreocupación o por la euforia del momento. Así lo aseguró este viernes la presidenta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Esther de la Viuda, durante una rueda de prensa realizada en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid con motivo de la celebración del Día Mundial de la Anticoncepción.

 

Estas cifras demuestran, en palabras de De la Viuda, que "queda mucho por hacer". Apuntó hacia la población de entre 15 y 19 años y de 45 y 49 años como "los extremos a los que debemos prestar más atención". Asimismo, criticó el gran número de pruebas que demoran la prescripción de métodos anticonceptivos y defendió la necesidad de que los médicos de primaria puedan facilitarlos. La presidenta de la Confederación Iberoamericana de Contracepción, María Angeles Gómez Martínez, lamentó que "la mayoría de los métodos anticonceptivos no estén financiados por el Sistema Nacional de Salud". Por ello, el presidente de la Fundación Española de Contracepción, Ezequiel Pérez Campos, solicitó al Gobierno una educación sexual impartida por profesionales, la gratuidad de los métodos anticonceptivos y que la anticoncepción de urgencia no requiera prescripción médica.

 

A nivel mundial, Martínez aseguró que se producen 51 millones de embarazos no deseados en los países pobres por falta de recursos económicos, mientra que en los países en desarrollo el número de embarazos no deseados se reduce a 25 millones por el mal uso de los métodos anticonceptivos. De estos embarazos no deseados, el 26 por ciento acaban en aborto.

 

"Hormofobia"

 

El método anticonceptivo más usado entre los españoles es el preservativo, seguido de los anticonceptivos hormonales -como la píldora o el aro-, unas preferencias que se invierten en el resto de Europa. Pérez Campos atribuyó esta "hormofobia" a que en España llevan usándose estos métodos desde hace 30 años, mientras que en Europa comenzaron hace 50. Además, recordó muchos de los "falsos mitos" que rodean a los métodos hormonales como el aumento de peso que genera su ingesta, la aparición de vello corporal, alteraciones en la piel, propensión al cáncer o la disminución de la fertilidad.

 

A su vez, apuntó que métodos definitivos como la vasectomía o la ligadura de trompas están experimentando un descenso. Por último, De la Viuda recordó que la edad de inicio en las relaciones sexuales se sitúa en España entre los 16 y los 17 años, un momento en el que las relaciones de pareja tienen "escasa estabilidad", lo que aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades sexuales. Ante esta situación, reflexionó que los jóvenes "empiezan su sexualidad cuando a lo mejor no están aún preparados".

Etiquetas