Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

EN LA ÚLTIMA

El Lanbroa, sueño aragonés de Aduriz

El propietario y chef del Mugaritz (2 estrellas Michelin) estuvo ayer en el Coloquio Teodoro Bardají de Zaragoza.

Andoni Luis Aduriz, ayer en  el gran salón de banquetes del Hotel Reina Petronila, cuyos trabajos están bastante avanzados.
El Lanbroa, sueño aragonés de Aduriz
JOSÉ MIGUEL MARCO

El chef vasco Andoni Luis Aduriz sigue escalando peldaños en el Olimpo gastronómico mundial. Poseedor de dos estrellas Michelin, su restaurante Mugaritz ha sido considerado como el 4º mejor del mundo por la revista británica 'Restaurant'. Ahora, gran parte de sus desvelos pasan por poner en funcionamiento el Lanbroa, nombre con que se bautizará el restaurante que dirigirá en los bajos del Hotel Reina Petronila, en el Complejo Aragonia. "Lanbroa, que es una neblina típica del País Vasco, sugiere un espacio en el que el cliente no va solo a comer lo que le den, sino que le predispone con un actitud de descubrimiento y de disfrute", dijo ayer el chef vasco mientras paseábamos por las aún no estrenadas instalaciones del hotel diseñado por Moneo.

 

"Es impresionante, nunca he visto un establecimiento de estas características, y eso que he visitado muchos por todo el mundo", recalcaba Aduriz, quien ha participado activamente en el diseño de la cocina del restaurante que él dirigirá en el complejo, aunque esta parte es la menos avanzada y la que más tarde se abrirá al público.

 

"No me importa que tengamos que esperar más de lo previsto en principio, me gusta la filosofía de los empresarios del Aragonia, les gusta hacer las cosas bien y por esa sintonía acepté su ofrecimiento", dijo Aduriz, quien, por cierto, acaba de desestimar otras ofertas para liderar proyectos en Japón, Dubai, o en Estados Unidos, con la factoría Disney. ¿Y por qué aquí sí? Porque al chef le convence la filosofía del proyecto y porque sintoniza con los valores de esta tierra. "No me interesa colonizar, voy a venir a trabajar duro y a aportar mis ideas, mis conocimientos tecnológicos para que surja un equipo que lance al éxito a las personas que trabajen aquí, con productos de esta tierra". Con su amplia experiencia, con solo 38 años, este reconocido profesional de los fogones cree que su restaurante puede atraer a un gran número de clientes del extranjero. Pero para ello cuenta con tejer una red en la que todos los restaurantes de la ciudad cuentan.

 

Aduriz estuvo en Zaragoza para participar en el coloquio en recuerdo del cocinero binefarense Teodoro Bardají titulado 'Ser cocinero hoy, en España' organizado por Horeca y por el Foro Teodoro Bardají. Un destacado ramillete de oradores pusieron de manifiesto la proyección de la figura del recordado chef aragonés.

Etiquetas