Sociedad
Suscríbete

TOROS

Manzanares y el Juli empatan a una oreja

Los toros de El Ventorrillo se mostraron mancos y con poco fuelle en la plaza de Bilbao.

José María Manzanares da un paso al segundo toro de su lote.
Manzanares y el Juli empatan a una oreja
ALFREDO ALDAI/EFE

La ganadería de El Ventorrillo, en manos de su anterior propietario Francisco Medina, alcanzó un momento extraordinario, hasta el punto de encapricharse de ella Fidel San Román, que ha venido lidiando estos últimos cuatro años los productos seleccionados por Medina con unos resultados excelentes. Sin embargo, se están viendo ahora los gustos de San Román, que van por camino muy diferente.

Ayer en Bilbao, como en las corridas precedentes, predominó la mansedumbre, la falta de clase. Toros sin fondo.

En cuanto a los toreros, el Juli cortó la primera oreja de la tarde, también la de más peso. Tocó las teclas oportunas y el toro aguantó lo suficiente. Fue al de Ortigao, que tuvo mucha "transmisión", metiendo la cara abajo, y siempre a más, como la misma faena.

Manzanares también cortó la otra oreja, al sexto, el único con ciertas posibilidades de la corrida titular. Toro con el recorrido justo, que, no obstante, Manzanares aprovechó en series muy cortas a media altura. No se entiende cómo hubo petición todavía para la segunda oreja, aunque el presidente dio por bien despachada la cosa con un solo trofeo.

El único que se fue de vacío fue Enrique Ponce, que intentó lo imposible con el primero de la corrida, absolutamente blando y 'metiéndose' por los dos pitones. En el cuarto no pasó nada, por eso no se entiende la petición de oreja, desatendida por el presidente con buen criterio.

Etiquetas